" />

El ataque homofóbico denunciado por Juan Solá habría tenido lugar en el local bailable Picasso de Mendoza. "Te vamos a hacer cagar por puto", le dijeron los agresores, que lo encerraron por una hora en un cuarto rojo, según relató el joven en sus redes sociales.

 

El destacado escritor entrerriano Juan Solá, oriundo de La Paz, viajó a Mendoza este domingo a participar de una tarde literaria en el bar El Origen de i en Potrerillos, junto a la escritora mendocina Maru Leone y el artista local Andrés Conte, pero el día no terminó bien.

El evento fue todo un éxito y el propio Solá afirmó estar tan satisfecho que decidió salir a festejar con Leone a un boliche local. Esa noche fueron al local Picasso, en la calle San Martín de la capital mendocina, donde fue encerrado y brutalmente golpeado por los guardias de seguridad.

El escritor publicó en su cuenta de Facebook una detallada descripción de todo lo que sucedió la noche del domingo. Afirmó que comenzó a sentirse mareado por el olor de los vasos en los que servían los tragos y se afirmó en una pared.

De repente, un hombre lo agarró fuerte del brazo y le pasó su brazo por el cuello ahorcándolo cuando a él ya le estaba costando respirar: "Me pusieron el brazo contra la espalda, me envolvieron el cuello con una bufanda de músculos que me robó el poco aire que tenía en los pulmones y me dejó una voz gutural que mal conseguía dibujar palabras en la penumbra eufórica del lugar. Me retorcí y fue como si bailáramos, y a lo mejor por eso nadie prestó mucha atención".

Posiblemente lo más grave de su relato fue lo que vino después, no solo lo encerraron en un cuarto que él mismo describió que no tenía sillas, cámaras, ni papeles, ni mesas, sino que le gritaron: "Te vamos a hacer cagar por puto" y según él mismo dijo: "Ellos usaron el lado izquierdo de mi cuerpo para practicar boxeo".

Cuando lo soltaron, luego de una hora desaparecido, logró dar con dos policías que no le tomaron la denuncia. Debió asentarla al día siguiente, el lunes por la noche, en la Fiscalía 1 de Ciudad por privación ilegítima de la libertad y lesiones.

"Del cuartito rojo de Picasso no me voy a olvidar más", afirmó el escritor.

 

Fuente: Mendoza Post

Etiquetado en: