Tenía prohibido conducir por la muerte de un joven, pero chocó y abandonó a dos mujeres. Los bomberos que acudieron a auxiliar a la motociclista y a su acompañante son el padre y el hermano de un joven que murió en un siniestro vial ocasionado por el mismo conductor.

Hoy se solicitó a la Justicia de La Paz la revocación de la suspensión del juicio a prueba por homicidio culposo a Héctor Román Urruzuni, docente que teniendo una restricción para manejar automóviles por ocasionar la muerte de un joven en 2016, chocó y dejó abandonadas a dos mujeres que se trasladaban en moto.

El choque ocurrió poco antes de las 17 del miércoles, en la esquina de Presidente Perón e Hipólito Irigoyen de la localidad de La Paz. Las mujeres fueron trasladadas al hospital 9 de Julio con heridas de diversa consideración.

El hombre, de 45 años, se encontraba cursando una probation y tenía prohibido manejar vehículos por haber ocasionado el siniestro en el que murió Matías Damián Perrone, el 24 de agosto de 2016 en La Paz.

Hoy, el Juzgado de Garantías y Tránsición de La Paz notificó la revocación de la suspensión del juicio a prueba con la que se lo había beneficiado.

Según la crónica policial Urruzuni manejaba una moto tipo cross blanca cuando chocó a Graciela Blanco, de 52 años y a Graciela Valenzuela, de 25 años de edad, quienes se trasladaban en una moto Corven Energy 110 CC.

Javier Perrone, jefe de la unidad de Búsqueda y Rescate de los Bomberos Voluntarios de La Paz, acudió a la emergencia y se encontró con que el responsable de la muerte de su hijo Matías, condenado y cumpliendo una probation, era el causante de este nuevo accidente.

"Urrazuni levantó la moto del lugar y la llevó a la rastra hasta su casa, a 30 metros del lugar del accidente, la escondió y trajo a un hombre que estaba trabajando como albañil en su casa y lo quiso hacer pasar como la persona que manejaba la moto", reveló Perrone a UNO.

En un momento, presionado por las evidencias, argumentó que venía del trabajo aunque en el video registrado por Perrone se lo puede ver de bermudas y ojotas. "Tenía escoriaciones que le sangraban", dijo el bombero a UNO y agregó que, en un momento, el hombre que había llevado para hacerse pasar por el conductor de la moto, desistió de continuar con la mentira. 

Probation con consentimiento familiar

El bombero dijo a UNO que, durante el proceso judicial por la muerte de su hijo, Urrazuni fue condenado a realizar tareas comunitarias y tiene prohibido conducir vehículos. Pero, la familia Perrone accedió a que pudiese manejar solo en el trayecto de su casa al trabajo, porque es docente en una escuela rural y sostén de familia. "Accedimos al pedido para que pueda seguir trabajando y manteniendo su hogar pero se burló en nuestra cara utilizando la camioneta con vidrios polarizados en otras circunstancias". Aseguró también que este viernes se presentará ante la Fiscalía local para radicar la denuncia formal de que Urrazuni inclumplió el acuerdo judicial y volvió a chocar, lesionando a otras personas.

Mala pasada del destino

El día 24 de agosto del 2016 Urruzuni provocó un accidente en el que murió Matías Perrone. El chico de 18 años era bombero voluntario como su padre. Se trasladaba en su moto por calle Berón de Astrada cuando la camioneta Chevrolet S10 que circulaba en contramano, dobló a la izquierda hacia Pueyrredón y colisionó la moto de Perrone que impactó contra un árbol. Matías sufrió graves heridas y fue trasladado al hospital San Martín donde falleció horas más tarde.

El caso fue muy difundido debido a que su propio padre, bombero voluntario y rescatista, acudió al accidente y se encontró con que el accidentado era su propio hijo.

"El rescate de ayer fue el primero de mi otro hijo, Ayrton Fabián, de 19 años, que ingresó hace poco como bombero voluntario de La Paz. Imaginen la situación cuando llegamos al lugar del accidente y se encuentra con la persona que provocó la muerte de su hermano. Queremos que la Justicia actúe para que Urrazuni no siga lastimando más gente", expresó.

Etiquetado en: