" />

¡Ejemplar gesto de solidaridad! El proyecto se denomina "Manos Cálidas que Abrigan", una iniciativa de una escuela de Santa Elena que ya comienzan a copiar otras instituciones con ganas de ayudar.

Alumnos del colegio General Manuel Belgrano (ex Nacional N° 8) de Santa Elena confeccionan ropa para bebés en sus ratos libres para donar a madres en condiciones de vulnerabilidad.

El proyecto se denomina “Manos Cálidas que Abrigan” surgió para llenar los ratos libres y los recreos.

Así, asesorados por la profesora Silvia Garcilazo y por la preceptora Griselda Acevedo, alumnos comprometidos se sumaron para ayudar a que los bebés de la ciudad puedan tener ropita adecuada ala temporada invernal.

“Nosotras hacemos todo. Aquellos que quieran sumarse lo pueden hacer. Al que no sabe tejer o bordar aquí les enseñamos. También hacemos una linda presentación -packaging- para entregarles a las mamás a través de la fundación Grávida que funcionada en Santa Elena desde el año 2017 y que se encarga ayudar a la maternidad y vida naciente”, dijo Josefina Ojeda Gamarra, alumna de 2do. Tercera a Info Santa Elena.

“La iniciativa fue pensada más que nada para las horas libres, porque hay chicos que estudian en ese momento y otros que no saben qué hacer. Entonces hablando con ellos y viendo de desarrollar algo productivo en conjunto, algo que nos guste, surgió esto. Empezamos a realizar prendas para el recién nacido pero la gente comenzó a colaborar y ahora hasta haciendo también ropa para las mamás que están en situaciones vulnerables”, indicó Acevedo.

“El proyecto recién comienza y da para mucho más, nunca pensamos tal compromiso que asumieron los estudiantes, es emocionante porque es muy importante para aquellas mamás que se encuentran sin nada. Ojalá vayamos sumando colaboradores y el día de mañana contar con los elementos de trabajo para hacerlo lo más profesionalmente posible, por ejemplo, hasta un alumno sugirió hacer las camperas de egresados y reducir el costo para ellos”, dijo la docente.

Unión y compañerismo

Se destacó además la unión y el compañerismo que despertó el proyecto que empezó solo para ocupar los tiempos libres o recreos, ahora no tiene techo, entusiasmados en poder contagiar en el buen sentido a demás instituciones para este fin solidario.

 

Fuente: UNO

 
Etiquetado en: