Javier Damiani fue puesto en funciones este miércoles por el asesor legal de Salud, Germán Coronel. Reemplaza al médico Marcelo Tedesco. Su primera tarea será elaborar un relevamiento detallado del estado del nosocomio. 

El odontólogo Javier Damiani asumió este miércoles como director interino del Hospital Santa Elena. El profesional llegó en reemplazo del médico paceño Marcelo Néstor Tedesco, quien se despidió de la comunidad en medio del avance de dos causas judiciales en su contra por supuesta mala praxis.

En una de las causas está imputado por lesiones culposas y ejercicio ilegal de la medicina, en perjuicio de la docente María Fernanda Rodríguez, en cuya operación de vesícula intervino como anestesista en 2016. La imputación fiscal dice que su intervención le causó lesiones permanentes a la mujer y que, además, no tenía los papeles en regla para anunciarse como anestesista.

En términos formales, el galeno firmó su renuncia por “motivos personales” y evitó ahondar en el tema.  Sin embrago, lo cierto es que su continuidad pendía de un hilo desde hace meses y se aceleró tras la derrota electoral del intendente Silvio Moreyra, quien lo respaldó en el cargo.

Damiani fue director de Odontología del Hospital de Hasenkamp y en las últimas elecciones también fue candidato a intendente de esa localidad por el Frente Justicialista Creer Entre Ríos. Era impulsado por el peronismo local como el sucesor natural de Juan Carlos Kloss, que  desde diciembre será senador provincial. Sin embargo, en las urnas no le fue muy bien: perdió ante el radical Hernán Kisser, hijo del actual senador provincial Raymundo Kisser.

En diálogo con el programa Puro Cuento, por Radio Costa Paraná 88.1, el asesor legal del Ministerio de Salud, Germán Coronel, había confirmado que Damiani sería puesto en funciones este miércoles como director interino y encabezaría el equipo técnico que trabajará en el nosocomio del norte entrerriano. Una de sus primeras tareas, dijo, será hacer un informe detallado sobre el estado del hospital en las áreas administrativas, contables, de personal y asistencial.

“Él (por Tedesco) presentó la renuncia por razones personales. Es cierto que venía con algún tipo de inconveniente en la gestión”, dijo Coronel. En ese sentido, señaló que conocía de una de las denuncias por supuesta mala praxis que pesa en un contra, y que la cartera sanitaria abrió una investigación para determinar si no tenía acreditada su especialidad de anestesista.

“Había una denuncia por mala praxis en el efector privado, hasta ahí sabía. Aparentemente él no tenía acreditada su especialidad de anestesista. La cuestión es que él luego acreditó esa especialidad en el banco de datos del Ministerio de Salud. Pero esto fue posterior (a la denuncia)”, dijo el funcionario.

—La Fiscalía habla de que actuó sin acreditación durante cinco años, de marzo de 2012 a noviembre de 2017. ¿Cómo hacen para controlar estas situaciones en Salud?

—En general, lo más valioso es la denuncia de la gente. Tratamos de pedir toda la documentación en el departamento de contralor profesional cada vez que alguien se va a matricular, pero más allá de eso puede haber falsificación de documentos o el profesional puede ejercer una especialidad que en realidad no está habilitada. Estas cuestiones se van conociendo con la denuncia de la gente o los mismos colegas. Es muy complicado por la cantidad de profesionales, pero la mayoría de ellos están bien cuantificados en el ministerio de Salud.

—¿Cómo será la transición en el hospital de Santa Elena?

—Mañana (por este miércoles) voy a poner en funciones al nuevo director del hospital de Santa Elena, que va a ser un coordinador del equipo de Salud, el doctor Damiani. Va a estar a cargo hasta que hagamos esta transición, no al modo de intervenir sino que vamos a ver cómo están las cosas en la administración, en la parte asistencial, a tratar de hacer los ajustes necesarios para luego disponer una normalización de la dirección del hospital.

—Tedesco dijo que dejó el mejor hospital.

—No sé si dejó el mejor hospital. No estoy en condiciones de negarlo ni de afirmarlo, lo que sí sé es que vamos poner en funciones a un director interino que obviamente su obligación es ver cómo está el hospital, y hacer un informe muy detallado. Va a estar acompañado de gente del ministerio de Salud que lo va a apoyar para que en la parte administrativa, contable y de personal se hagan los relevamientos pertinentes. La idea no es sólo ver cómo están los números del hospital sino también mejorar todo aquello que haya que mejorar. El tema es ajustar lo que tengamos que ajustar dentro de la parte asistencial y administrativa del hospital.

 

Fuente: Entre Ríos Ahora.

Etiquetado en: