El Merendero Gisela López lleva más de dos años alimentando a los niños del barrio 120 Viviendas y otras zonas de Santa Elena, todos los sábados. Comenzaron dando la merienda a unos 30 chicos, pero ante la crisis económica, esa cantidad se duplicó y "la plata ya no alcanza", contaron a La Sexta.

Gabriela Monzón, madre de Gisela López, víctima de feminicidio en 2016 en Santa Elena, decidió junto a su familia convertir el dolor, en servicio a los que más necesitan.

"Les damos la leche y las facturas, que nosotros mismos las hacemos, y cuando hace calor cambiamos a otras opciones como jugo, pizza", describe.

También realizan celebraciones especiales para la gente del barrio, como el Día del Niño, el Día de la Madre o algún cumpleaños, cuando ofrecen tortas y entregan regalos.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, "vienen cada vez más gurises y nos está costando un montón", reconoce Gabriela. Y aclara: "Como somos asociación civil, tenemos una tarjeta Sidecreer de la Provincia con la que nos dan 4.125 pesos por mes; pero lo que sucede es que cuando empezamos venían unos 30 y ahora ya son unos 60 gurises que atendemos todos los sábados". "Por suerte también hay un chico que nos da fiambre para hacer tartas", agradece.

Pero a pesar de las dificultades, la mujer no se rinde y apuesta a más: "Mandamos una nota pidiendo el comedor sábado y domingo pero estamos esperando una respuesta", cuenta.

El caso por el brutal asesinato y violación de su hija, permace impune. Ayudar a los demás parece ser el modo que Gabriela y su familia encontraron para continuar luchando contra el sufrimiento, el suyo y el ajeno, a la espera de justicia: la propia y la social. "Nosotros seguimos acá, y vamos a seguir trabajando. Pero no queremos que nadie se olvide el caso de Gisela", concluye la mujer.merendero dia de la madremerendero gisela lopez 4567tortas dia de la madre merenderomas factras merenderopastafrola merenderofacturas merenderopizza merendero

 

 

 

Etiquetado en: