El Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos (STJER) adjudicó a la firma Mirich, Gastón Federico la provisión e instalación de construcciones modulares para los Juzgados de Paz de Bovril, Viale y Santa Elena. Según lo dispuesto a través de la Resolución 492/19, fechada el 30 de diciembre pasado, la contratista percibirá por su trabajo 17.472.000 pesos.
El importe representó un 12 por ciento más que el presupuesto oficial, fijado en 15.600.000 pesos y elaborado en base a precios vigentes en julio de 2019. De acuerdo con el informe de la Oficina de Compras y Asesoramientos del STJ incorporado al expediente, “la diferencia de precios registrada en exceso se podría explicar, conforme lo indicado por el área técnica, en el incremento producido entre el mes de julio (primer llamado) y octubre del corriente año”, cuando se efectuó la segunda convocatoria a la Licitación Pública Nº 08/19.
Entre otros motivos se aludió a los aumentos registrados en “los precios de los insumos para la construcción, la mano de obra y demás variables que inciden sobre este tipo de construcción”, dando cuenta así de una brecha entre el presupuesto referencial y la apertura de sobres del segundo llamado. 
El primer llamado, cuya apertura de ofertas se efectuó el 8 de octubre de 2019, concitó la participación de seis empresas, pero sus propuestas fueron declaradas “no admisibles” por diferentes incumplimientos de requisitos formales previstos en el pliego de licitación. Eso motivó el segundo proceso, que se efectuó dos semanas más tarde.  
De las seis ofertas recibidas, cuatro fueron declaradas “no admisibles” por incumplimiento de requisitos formales, mientras que otra fue rechazada por no presentar plan de trabajo y curva de inversión. Por eso el STJER dispuso adjudicar a Mirich y “hacer lugar al mayor costo”.
 
 
Etiquetado en: