Un hombre y su hija ingresaban a Santa Elena este domingo, cuando presentaron 37,7°C de temperatura en el control sanitario del acceso a la ciudad. Fueron escoltados por los Bomberos hasta su domicilio, donde quedaron en cuarentena, a la espera de la correspondiente visita del médico dispuesto para tal fin, quien irá este lunes a la vivienda. Fuentes oficiales aclararon a La Sexta que "no se activó el protocolo por coronavirus; fue una falsa alarma porque se requieren 38°C" para ello.

El textual le corresponde a la médica Andrea Pisarello, directora del Centro de Salud Nueva Esperanza de Santa Elena, quien explicó a La Sexta cómo se procedió en este caso y cuándo corresponde activar el protocolo.

 

EL PROCEDIMIENTO DE ESTE DOMINGO

"En el puesto de la entrada hay personal de enfermería junto con inspectores. Se le toman los datos y la temperatura a toda persona que ingresa", introdujo la profesional de la salud.

Y relató: "Hoy ingresaron dos personas que venían de viaje. Una había viajado hace un par de días a Buenos Aires porque trabaja allá. Había venido a Santa Elena y estaba bien. Hoy fue a buscar a su hija a Esperanza y cuando volvió, los dos tenían 37,7°C de temperatura, es decir una febrícula, no fiebre, porque nosotros decimos que es fiebre cuando pasan los 38°C de temperatura".

 "Lo que pasó es que me llamaron del puesto y me preguntaron si se activaba el protocolo, porque para los inspectores 37,7°C era fiebre. Como ahí está también la enfermera, le pregunté por teléfono si alguno tenía síntomas respiratorios, tos, catarro, falta de aire, si habían estado en contacto con gente extranjera, y me dijo que no. El señor es camionero y había tenido contacto con muy poca gente que no tenía ningún tipo de síntomas, y él tampoco tenía síntomas respiratorios", añadió.

Acerca de su proceder, Pisarello informó a La Sexta: "De igual manera, me comuniqué con el director del Hospital Santa Elena y con el doctor Kees, que tiene un posgrado en Infectología y es el encargado de las visitas a los pacientes sospechosos de Santa Elena. Va todos los días a visitar a todos los casos sospechosos a sus domicilios, con el equipamiento que corresponde, ya que hay varios casos en observación en la ciudad. Él me dijo que si tenían 37,7°C se pusieran barbijo, tomaran todas las medidas del caso: aislarse, no estar en contacto con nadie, que por favor no salieran de su domiclio, que tomaran paracetamol y que él mañana los visitaría en su recorrido".

Fue así que "esta familia, el señor y su hija, fueron acompañados por los Bomberos hasta su casa y allí quedaron en cuarentena, a la espera de la visita del doctor", sostuvo.

"De todas formas, todos estamos en cuarentena y tenemos que mantenernos en nuestra casa, porque hay personas que todavía no lo entienden", lamentó.

 

EL PROTOCOLO: "UNIFICAMOS CRITERIOS"

"Somos todos nuevos en esto del coronavirus y todos los días estamos aprendiendo algo nuevo. Esta vez fue una falsa alarma: los inspectores creían que era para activar el protocolo pero no", dijo la médica.

"Ahora unificamos los criterios y les dije que 38°C es fiebre". Si a eso se le suma "síntomas respiratorios, tos, dolor de garganta, dificultad para respirar, que vengan del exterior o hayan estado en contacto con alguien que haya viajado al exterior, y ahora además el coordinador departamental de los centros de salud nos informó que Entre Ríos sumó a gente que haya venido de Buenos Aires", entonces "esos serían todos los criterios para activar realmente el protocolo como corresponde, que se tengan todas estas carcterísticas", aclaró.

Si el protocolo llegara a activarse, "se envía el caso a La Paz, donde se toman muestras que se mandan al Hospital Malbrán", informó Pisarello, algo que en esta oportunidad no ocurrió.

 

CUESTIONAMIENTOS

La directora del Centro de Salud Nueva Esperanza también expresó: "Yo sé que hay personas que cuestionaron mi accionar, pero estoy convencida de que mi accionar está bien, porque estoy respaldada por mis colegas". "Quiero dejar en claro que yo no me manejé porque sí o porque quise, tenemos todo un organigrama de cómo debemos manejarnos y lo que hice asesorada por el director del hospital y por el doctor Kees", repasó.

En ese sentido, afirmó: "Está organizada Santa Elena para manejar todos los casos, los sospechosos, los probables, los no probables".

"Defendemos nuestra profesión y estamos todos los médicos con el teléfono abierto, disponibles las 24 horas, y no tenemos problemas de que nadie nos consulte. Antes recibíamos 10 consultas telefónicas y ahora de golpe tenemos 100, porque estamos en una situación bastante difícil en nuestro país y entonces hacemos todo lo mejor posible que esté a nuestro alcance, porque también somos seres humanos que tienen familias a las que cuidar", concluyó.

 

Etiquetado en: