La Municipalidad de Santa Elena invirtió una suma cercana a $20.000 con fondos propios para adquirir un termómetro infrarrojo sin contacto como insumo para el puesto de control sanitario del ingreso a la ciudad en el marco de las tareas preventivas para evitar el avance de la pandemia de coronavirus.

"El cuidado de la ciudad requiere, en materia de prevención, control y protección de cada uno de nuestros vecinos, una constante actualización y relevamiento de cada de una de las partes que conforman la integralidad del mismo. Por ello, en el día de la fecha, se adquirió un nuevo termómetro infrarrojo sin contacto, que se suma al equipo de materiales utilizados por el personal del Puesto de Control 24 horas", anunciaron desde el municipio en un comunicado enviado a La Sexta.

"Este novedoso instrumento, permite un control rápido, seguro y flexible. El mismo, mide la cantidad y la emisividad del calor, la convierte en corriente eléctrica, la cual es medida mostrando en pantalla la temperatura de la persona, todo ello evitando el contacto físico con personas u objetos", explicaron.

Desde la Municipalidad indicaron también que "esta inversión es sumamente necesaria para continuar llevando adelante los operativos de control con seguridad de manera permanente". "Seguimos trabajando para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos, manteniéndolos cuidados, seguros y protegidos", concluyeron.

Etiquetado en: