La Municipalidad de Santa Elena y la empresa L&C Construcciones SA alcanzaron un acuerdo transaccional por $6 millones en materiales y de ese modo se terminó la demanda civil iniciada por el exintendente y concuñado de Rossi, Silvio Moreyra.

Se trata del expediente civil que es paralela a la causa penal por presuntos sobreprecios en la obra de 20 cuadras durante la anterior gestión de Domingo Daniel Rossi. Esta última sigue abierta y el próximo 6 de julio tendrá una nueva audiencia, como adelantó La Sexta hace una semana.

Este martes, el abogado del municipio y del intendente Rossi, Carlos Reggiardo, emitió un comunicado a los medios en el que informó que se alcanzó un acuerdo transaccional en el que la firma "se compromete a financiar parte de las reparaciones, que debía ejecutar en 2016 y no lo hizo por capricho del entonces intendente. La empresa aportará materiales por más de $6.000.000 para sanear 5 años de odio, desaprensión y persecución política"

El 25 de diciembre del año pasado, la información sobre la posible caída de la causa civil fue publicada por el sitio provincial Entre Ríos Ahora, ya que las partes estaban en negociación. A una resolución similar se llegó en el caso del municipio de Larroque, en el departamento Gualeguaychú, donde el actual intendente Leonardo Hassel también estaba demandado -por la gestión del radical Darío Benedetti- y al llegar al poder en diciembre buscó una salida a la causa civil. Ello se concretó en los primeros días de marzo, cuando se firmó el acuerdo con la empresa OICSA.

En el comunicado divulgado por el abogado de Rossi, cuestionó en duros términos la demanda civil y penal, esta última aún abierta. Además, defendió la obra de las 20 cuadras. "Después de casi 5 años de una obra que significó el saneamiento y urbanización de una zona de la ciudad, que significó que se asfaltaran y dieran servicios a 26 cuadras de pavimento, es decir mas de un 26% de lo que pedía el pliego de base y condición y el presupuesto oficial (reconocido por el pseudo perito Beltrán Uranga que vino a Santa Elena y midió la obra como figura en el expediente, y único caso en Argentina que una empresa construye por más de 5 millones de peso una obra)", dijo.

"En 2017 y luego de haber dejado caer las garantías, y retirarle arcos de contención para que el tránsito pesado no circule; la Gestión de Silvio Moreyra apostó a su destrucción, e hizo una denuncia penal acompañada que le vino como anillo al dedo a la Procuración en su parodia de perseguir dirigentes para justificar el encubrimientos de los contratos truchos que saquearon las arcas de la Provincia imputando solo a perejiles o deliverys del dinero", añadió.

"El 9 de Junio de 2019 la ciudad de Santa Elena volvió a confiar sus destinos a Daniel Rossi, quien es el mentor de la obra y terminó imputado por un fiscal adicto a la procuración, que solo pretende ir a juicio acusando primero de sobreprecios, luego de incumplimientos y falsificación de certificados de obras, y con un peritaje falso como única prueba pretende formar parte de la farsa más grande Judicial para llevarlo a Juicio Oral al intendente que hizo más cuadras de las presupuestadas, con dinero de Nación y con la aprobación de organismos intervinientes de control- dentro del presupuesto oficial- Con el acuerdo presentado L&C, se compromete a financiar parte de las reparaciones, que debía ejecutar en 2016 y no lo hizo por capricho del entonces Intendente", puntualizó luego.

En cuanto al acuerdo con la empresa, señaló que la misma "aportará materiales por más de $6.000.000 para sanear 5 años de odio, desaprensión y persecución política".

Finalmente, nuevamente cargó tintas contra el fiscal de la causa penal, que busca llevar a juicio a Rossi y otras personas acusadas. "El fiscal Santiago Alfieri sigue en soledad con el perito falso Beltrán Uranga, quien tuvo la “Fortuna” de ser designado perito oficial en todas las causas que investigan el plan 'Mas Cerca', como denunció públicamente el presidente del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos en 2019, y de la sola lectura de sus conclusiones se puede advertir que no solo no uso método de contratación que correspondía sino que le asigno distinto precio a mismos productos solo para ajustar las pericias a las pretensiones del Ministerio Publico Fiscal. Moreyra fue denunciado por los daños y dejar romper la obra, además que en ese periodo destinó $26.000.000 de pesos al asfaltado de 9 cuadras (Rossi hizo 26 con $20.000.000). Uranga esta denunciado, pero la fiscalía pretende mirar para otro lado, y como con los Contratos Truchos, entre ellos se sacan las responsabilidades y funcionan como una estructura político-judicial que persigue dirigentes y encubre amigos", finalizó.

Etiquetado en: