Siete policías de la Comisaría Nº 16 de Bovril fueron aislados preventivamente este miércoles por haber tenido contacto con un caso positivo de coronavirus. 

En diálogo con La Sexta, el jefe de la Departamental La Paz de Policía, Edgardo Corona, sostuvo que si bien "hasta el momento no hay ningún policía confirmado como caso positivo", tuvieron que ser aislados "el jefe de la Comisaría y una guardia completa de seis hombres más, en razón de que el hijo de uno de los funcionarios, de Alcaraz, es positivo".
 
Con respecto al contagio de un paciente de Alcaraz, Corona sostuvo: "Creo que es un caso de Paraná porque había estado allí y dio positivo en Paraná".
 
Como consecuencia de los siete policías aislados, "tuvimos que reestructurar el servicio de guardia", dijo el jefe de la Departamental.
 
"Más allá de que se pueda resentir el servicio, se afecta a personal de oficina, de otras dependencias y otras áreas para cubrir el servicio, de modo que quedan cinco funcionarios por turno, tal como venía siendo la guardia", destacó.
 
"El jefe de dependencia quedó ahí aislado, en la casa de familia. Él es de Paraná pero queda ahí nomás en Bovril, solo, por supuesto", concluyó Corona.