Un hombre y su hijastro se resistieron a la autoridad durante un allanamiento en su vivienda, en el que la Policía recuperó la garrafa robada. Fueron trasladados a la Jefatura Departamental y tras dos días presos, recuperaron la libertad.

Un ciudadano domiciliado en Colonia Carrasco denunció en la Comisaría de Bovril el hurto de una garrafa llena de 10 kilos que le habían sustraído de su camioneta el último viernes. El hecho terminó con dos detenidos.

Desde la Departametal La Paz de Policía informaron qur a raíz de averiguaciones practicadas por los efectivos de Bovril, lograron dar con el supuesto sujeto que habría sustraido la garrafa, por lo que con conocimiento del fiscal Oscar Sobko, se libró una orden de allanamiento en una vivienda donde se localizó el elemento denunciado.

El operativo para recuperar la garrafa fue "interrumpido, ante los testigos civiles, ya que el propietario de la vivienda y su hijastro comenzaron a insultar y amenazar con agredir al personal policial".

A raíz de esto, la Policía redujo a ambos sujetos, "quienes ofrecieron resistencia al procedimiento, disponiendo la fiscalía interviniente la detención de ambos y el inicio de las actuaciones correspondientes por desobediencia judicial y resistencia a la autoridad", comunicaron las fuentes policiales.

Por ello, ambos quedaron alojados por dos días en la Alcaidía de la Jefatura Departamental, hasta que este domingo recuperaron la libertad, según confirmó a La Sexta el subjefe de la Departamental La Paz, José Luis Riquelme.

Etiquetado en: