" />

Personal de la Brigada de Delitos Rurales y la comunidad educativa de la Escuela Domingo French de La Paz, liberaron cientos de pájaros este lunes tras dos allanamientos en los que rescataron las aves, que habían sido atrapadas para su venta en Buenos Aires. "Deben ser libres", fue el mensaje que dejó la Policía ante los estudiantes.

 

Personal de la Dirección de Prevención de Delitos Rurales y directivos, docentes, preceptores y alumnos de la Escuela N° 15 Domingo French de la ciudad de La Paz, participaron de la liberación de dos lechuzas y otras 150 aves que fueron rescatadas de su cautiverio en dos allanamientos realizados el sábado en Puerto Algarrobo, según informaron fuentes policiales.

Desde la Brigada de Delitos Rurales de La Paz indicaron a La Sexta que los animalitos habían sido atrapados y privados de su libertad con crueles mecanismos -que incluían la disecación de ejemplares- por ciudadanos oriundos de la provincia de Buenos Aires que vienen a Entre Ríos a capturar estas especies autóctonas protegidas para beneficiarse con su comercialización en grandes ciudades, un negocio que mueve grandes sumas de dinero y que se encuentra prohibido por la Ley Provincial de Caza 4.841.

Entre las especies había "Reinas Mora, Cardenales de copete rojo, Juan Chiviros, Jilgeritos, Cabecitas Negras, Zorzales, Cororo, Pica Palo y Lechuzas", precisaron.

"En el sencillo acto de liberación, los uniformados recalcaron e inculcaron a los chicos que las aves deben estar libres y no enjauladas", subrayó la Policía, algo que consideraron "un acto digno de enseñanza para toda la sociedad".

Mirá los videos:

 

ENORME RED DELICTIVA, RESCATE DE 150 AVES Y SECUESTRO DE ARMAS 

En virtud a tareas investigativas realizadas por personal de Brigada La Paz, dependiente de la Dirección Prevención de Delitos Rurales, debido a datos precisos de personas oriundas de Buenos Aires que se encontraban realizando una red de captura y comercialización de aves en la zona de Puerto Algarrobo y El Solar, tras meses de tareas de inteligencia, se pudo saber que estas personas poseían una casa de fin de semana en la zona de Puerto Algarrobo en la que acopiaban distintas especies de aves que eran cazadas con la utilización de tramperas, jaulas, pegamento y redes. No solo de esta forma hacían un gran stock de aves, sino que también las compraban a vecinos de la zona rural, incentivando su captura a cambio de dinero.

En los primeros días del mes de febrero, personal de Comisaría El Solar detuvo en hora de la madrugada un vehículo Chevrolet Corsa con un trailer en cuyo doble fondo transportaba más de 200 aves de distintas especies, las que fueron secuestradas y posteriormente liberadas.

Toda esta información recabada derivó a que en el sábado último personal de Brigada La Paz, junto al acompañamiento técnico de la Dirección de Recursos Naturales y de la Dirección de Fiscalización, solicitara al Juzgado de Garantías y Transición de La Paz sendas órdenes de allanamiento y requisa de dos fincas, las que se autorizaron y concretaron pasado el mediodía, arrojando dichos procedimientos resultados altamente positivos.

El primer allanamiento se concretó en una vivienda ubicada en Paraje Puerto Algarrobo, propiedad de estas personas oriundas de Buenos Aires, la cual era utilizada para el cautiverio de las aves; en la misma se procedió al secuestro de: nueve señuelos fabricados de forma casera con aves de diferentes especies disecadas, cinco redes tipo mallas, tres recipientes plásticos con tapa con contenían pegamento denominado "pega pega", 11 amanzadores de aves compuestos de madera, 40 jaulas con trampera, 14 aves denominadas "llamadores" de diferentes especies y una cantidad aproximada de 100 aves de diferentes especies entre ellas: Reinas Moras, cardenales copete rojo, Juan Chiviros, Jilgeritos, Cabecitas Negras, Zorzales, Cororo, Pica Palo, Lechuzas, las cuales se encontraban en un jaulón de 2 metros de altura por 14 metros de longitud.

Además de esto, en dicho procedimiento personal policial localizó en el cielo razo de la vivienda dos armas de fuego: una escopeta calibre 12 y una carabina calibre.22, además de 29 cartuchos calibre 12, careciendo el propietario de la vivienda de la documentación legal de las mismas, por lo que se procedió a su secuestro por el supuesto delito de tenencia ilegal de arma de fuego. También se constató un acoplado con un llamativo doble fondo seguramente para colocar allí las aves y poder transportarlas de manera oculta.

El segundo procedimiento se efectuó en una vivienda rural, donde personas oriundas de la zona rural de Puerto Algarrobo se dedicaban a la captura de estas aves, para ser comercializadas a estas personas de la provincia de Buenos Aires.

En este establecimiento se procedió al secuestro de siete jaulas para aves en cuyo interior había siete aves denominadas "llamadores" (un "cardenal", cinco "juancho chiviro" y un "corbatita"). Además de esto, había una totalidad de siete jualas con trampero, cinco aulas comunes para aves en las cuales se encontraban 12 aves de diferentes especies (Juan Chiviros, Reina Mora y Cardenales).

Es de destacar que la totalidad de las aves, jaulas,tramperas, redes y demás elementos secuestrados en relación a la Ley Provincial de Caza N° 4.841, fueron depositados en Brigada Quebracho hasta que tomó intervención personal de la Dirección de Fiscalización para proceder a la liberación -que se concretó este lunes-, a la adaptación en cuarentena de las aves denominadas llamadores y posterior liberación, y a la destrucción de todas las jaulas, redes, tramperas y amanzadores.

Con estos procedimientos se desarticuló una amplia red de captura y comercialización de aves de la fauna silvestre de nuestra provincia, que luego son comercializadas en las grandes ciudades, lo que constituye un negocio ilegal que mueve fuertes sumas de dinero.

Etiquetado en: