Los interceptaron en un operativo cerrojo a la altura de El Quebracho. Tenían dos escopetas sin la documentación pertinente, por lo que quedaron implicados en una causa por tenencia ilegal de armas de fuego.

Tres jóvenes de Santa Elena y un remisero que conducía su propio automóvil, fueron interceptados en un operativo cerrojo a la altura de El Quebracho, donde les incautaron dos armas de fuego de las que no tenían la documentación solicitada, según informaron fuentes policiales a La Sexta.

Minutos después del mediodía de este jueves, efectivos de la Brigada El Quebracho dependiente de la Dirección Prevención de Delitos Rurales de la Policía de Entre Ríos, fueron alertados por el llamado telefónico de un funcionario de la misma repartición que encontrándose de civil, vio salir de Santa Elena a los presuntos cazadores en un auto.

El personal se apostó en el ingreso a una estación de servicios que se ubica en la intersección de la Ruta Nacional Nº 12 y la Ruta Provincial Nº 48, donde pudo interceptar al automóvil Peugeot 505 de color gris, el cual era conducido por su propietario, un hombre de 39 años de profesión remisero, y quien iba trasladando a tres jóvenes de 23, 25 y 28 años oriundos de Santa Elena, los que confesaron que se dirigían a cazar.

El personal policial observó además, en el piso del habitáculo del auto, dos armas de fuego, concrtamente una escopeta calibre 16 y otra calibre 20, las que eran trasladadas sin su documentación legal (Credencial de Legítimo Usuario y Credencial de Tenencia de Armas de Fuego, documentación que es expedida por la Agencia Nacional de Materiales Controlados -ANMaC-), por lo que se consideró que los ocupantes del rodado se hallaban en flagrante delito de tenencia ilegal de armas de fuego.

Con conocimiento del fiscal en turno, la Policía procedió al secuestro de las armas ante la presencia de testigos civiles e identificó a las cuatro personas, que quedaron relacionadas a la causa.

Etiquetado en: