La Justicia Federal de Paraná y el Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata de Personas iniciaron una investigación para aclarar la confusa situación en la que fue encontrado un importante funcionario de la provincia de Corrientes, en un hotel en la Paz, junto a otro hombre, una joven de 22 años y una adolescente de 17.
Según lo informado a UNO, a la línea de teléfono 145 ingresó una llamada anónima dando cuenta de que en un hotel de la ciudad entrerriana de La Paz se encontraba una autoridad del gobierno de Corrientes, de unos 62 años, en una "situación de índole privada con varias personas, entre ellas una menor".
En la información dada a la línea que toma denuncias por trata de personas y explotación sexual, se alertaba acerca de la posible existencia de un delito.
La denuncia fue puesta en conocimiento de las autoridades del Juzgado Federal en feria de Paraná, quienes ordenaron el inmediato procedimiento investigativo para determinar la veracidad o no de la información.
El operativo, llevado adelante por Gendarmería en un hotel de La Paz, permitió la localización del funcionario, quien se encontraba junto a quien dijo ser su novia, de 22 años. También se pudo establecer la presencia de otro hombre y una adolescente de 17 años, todos oriundos de la vecina provincia.
Se argumentó que regresaban de Capital Federal y por el horario nocturno, habían decidido descansar en el hotel paceño.
Al menos con el arranque de la causa, se iba a profundizar en la serie de entrevistas con personal especializado que iba a dialogar con adolescente, si hubo algún delito. Se pudo localizar la documentación particular de ella, pero no poseía ningún tipo de autorización escrita para viajar con los mayores en cuestión.
Otro punto que ordenó el Juzgado, fue el traslado de los tres mayores de edad hacia las dependencias de la Gendarmería en La Paz, donde fueron correctamente identificados y supeditados a la investigación.
Más tarde, la adolescente, que se encontraba en resguardo de personal del programa de Rescate de Personas, exhibió en su celular una imagen con la aparente autorización avalada por su abuela y tutora. Tal instrumento público habría sido emitido por una escribana de la capital correntina.
Mientras se aclare el incidente, la autoridad judicial dispuso la constatación de los domicilios de las personas que se encontraban demoradas, lo que derivó con posterioridad en la autorización para seguir viaje hacia la capital de la provincia lindante.
Etiquetado en: