Flavia Di Pietro es una oficial de Policía que no tuvo un buen comienzo de año. De servicio en la ciudad de La Paz, la joven de Santa Elena fue embestida por un motociclista que no quiso frenar en el operativo de control. Ella sufrió graves heridas que aún hoy le impiden desarrollar su vida con normalidad. En aquel momento, en febrero, el propio gobernador Gustavo Bordet la visitó para brindarle su apoyo.

En noviembre la funcionaria recibió la mayor distinción que otorga la fuerza, “Herida en Acto de Servicio” y recibió la ovación de pie de sus compañeros. Su mamá, Silvia, y papá, Jorge Luis, la acompañan en su rehabilitación, que lleva su tiempo.

Este año, a pesar de que no empezó bien, fue positivo. Las heridas van curando poco a poco, lento pero voy. Estoy en la rehabilitación de mi pierna, el brazo y parte de la cabeza. Estoy con kinesiología, hace un mes tuve la última operación del brazo –le pusieron una planchuela y ocho clavos–, así que espero que sea la última, ya van seis”, detalló resignada.

Prestando servicio como personal de calle quiso el destino que se cruzara con un joven desaprensivo que no valoró la vida humana. “No quisiera volver a encontrarme con la persona que me hizo esto, no guardo rencor, pero no quiero cruzarlo”, aseguró Flavia, que se maneja con muletas y no puede estar de pie por mucho tiempo.

“Si no fuera por mi familia que estaban y están todo el tiempo, no sé qué me habría pasado. Sólo pienso en recuperarme y volver a trabajar”, concluyó la valiente oficial.flavia di pietro 1flavia di pietro 2 condecoradaflavia di pietro 3 condecorada

 

Fuente: Uno

Etiquetado en: