Sandro Jacinto Gazali, quien hasta marzo de 2019 fue subjefe de la Departamental La Paz de la Policía de Entre Ríos, busca que el jefe de la fuerza, Gustavo Maslein, dé por cerrado un proceso sumarial en su contra.

Se trata del caso del comisario inspector que el 9 de febrero de 2019 fue interceptado en el puesto caminero del Túnel Subfluvial Raúl Uranga-Carlos Sylvestre Begnis, que une a Paraná con Santa Fe, cuando volvía con su hija menor de unas vacaciones en Mar del Plata en un vehículo oficial de la Jefatura Departamental, marca Chevrolet.

A partir de ese hecho, a Gazali se lo removió del cargo en La Paz y se le abrió una investigación sumaria. En paralelo, en la Justicia se le abrió una causa por presunto peculado. En el proceso penal, la defensa del policía espera que el fiscal Santiago Alfieri archive el caso.

Su caso es parecido al de Osca Balla, exsecretario de Trabajo de Entre Ríos, quien debió renunciar en octubre de 2018 luego de que se descubriera que utilizó un vehículo de esa repartición para un viaje a la localidad mendocina de Maipú en el que participó como presidente de la Liga de Veteranos de Fútbol de Entre Ríos. Lo cierto es que la causa penal de este último fue archivada en septiembre de 2019, ya que la Fiscalía entendió que su accionar no encuadra en ningún delito tipificado en el Código Penal.

Pero más allá del proceso penal, en la Policía de Entre Ríos aún sigue abierto el proceso sumarial contra Gazali, por el que se debe dictaminar si estuvo en falta o no. La última novedad sobre la marcha de este expediente se conoció a través del Boletín Oficial de Entre Ríos, del 15 de enero último.

Rechazan recurso de Sandro ... by La Sexta on Scribd

En el mismo, se difundió oficialmente que el gobernador Gustavo Bordet rechazó un recurso de apelación jerárquica interpuesto por el abogado defensor del comisario inspector Gazali, quien cuestionó la resolución N° 381/19, del 20 de mayo de 2019, firmada por el jefe de Policía de la Provincia, Gustavo Maslein.  El abogado de Gazali atacó esa resolución del jefe de la Policía por la  cual se rechazó anular el proceso sumarial en curso.

Al apelar ante el Ejecutivo provincial, la defensa del comisario recibió un revés. La pretensión de archivar el caso fue desestimada mediante el decreto N°3606 del 19 de noviembre del año pasado. La resolución también fue firmada por la ministra de Gobierno y Justicia de Entre Ríos, Rosario Romero.

Para analizar el planteo formulado por Gazzali, intervino la División Asesoría Letrada de la Policía y la Dirección General de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Gobierno y Justicia, áreas que determinaron que no se puede recurrir resoluciones dentro de un proceso que aún no está terminado .

De acuerdo al decreto, “la vía recursiva se inició por el rechazo del recurso de apelación jerárquica y nulidad dentro de un proceso sumarial en curso cuestión que se agotaba con la emisión del acto por la misma autoridad policial el que por otra parte aún no se encuentra en estado de ponderar las responsabilidades disciplinarias del Sr. Gazali por la demora ocasionada ante las conductas recursivas”.

Tras ese argumento, se explicó que el Reglamento General de Policía- Ley 5654/75-, prevé un régimen especial y específico en materia sumarial, en cuyo artículo 219° se establece la posibilidad que tiene un funcionario policial al que se le hubiere impuesto una sanción, por parte del Jefe de Policía, de poder recurrir en única instancia ante el poder Ejecutivo.

En los casos en que el Jefe de Policía de la Provincia hubiere dispuesto la sanción, podrá recurrirse en única instancia para ante el Poder Ejecutivo, debiendo solicitarse la elevación de las actuaciones. La denegatoria de la apelación ante el Poder Ejecutivo, facultará al sancionado a recurrir en queja dentro de los tres días de notificado”, dice el artículo mencionado.

Lo cierto es que el sumario sigue sin resolución del Jefe de la Policía provincial, por lo cual el recurso del comisario no fue tenido en cuenta por el gobernador y la ministra.

Así las cosas, el caso Gazali sigue su curso en el plano administrativo, como así también el penal.

En octubre del año pasado, su abogado Juan Ezequiel Marusich en una entrevista radial con el programa Puro Cuento de Radio Costa Paraná 88.1, señaló que su defendido fue incorporado a la fuerza y que se encuentra trabajando en la policía de Paraná.

“Acá hay un trasfondo que trasciende el delito y no hay mucho más para agregar. A nuestro cliente lo juzgaron muy rápido los medios y lo han hecho pasar un mal momento condenándolo socialmente”, afirmó.

 

Fuente: Entre Ríos Ahora.

Etiquetado en: