En los últimos días hubo dos hechos de cuatrerismo en un campo de la zona rural de Santa Elena que está ubicado sobre la Ruta Provincial N° 48 de acceso a la ciudad. Ambos fueron descubiertos casi simultáneamente el último fin de semana, pero uno era reciente y el otro databa de varios días atrás dada la descomposición de los restos.

No es la primera vez que la productora de ese predio sufre hechos de abigeato: el último que La Sexta había informado, se registró a mediados de marzo de este año.

A raíz de los nuevos hechos que fueron denunciados en la Comisaría de Santa Elena -la que dio intervención a la Brigada de Abigeato de El Quebracho, que tiene jurisdicción en la zona-, la dueña del campo nuevamente manifestó su indignación ante La Sexta.

La productora dijo expresarse "en nombre de productores de la Ruta 48 y de la zona del Colorado que también han sufrido carneadas". "Los vecinos pedimos cámaras en estas zonas y en el acceso a la ciudad; estamos desamparados frente a los delincuentes. No hay un solo productor que esté a salvo de la delincuencia que está organizada desde todos los sectores. Todos los días nos matan animales a algún vecino, salvarse es cuestión de suerte", sostuvo.

"¿Se trata de negligencia policial, de complicidad con los ladrones?", cuestionó, y dijo que "la Justicia hace oídos sordos y al día de hoy, todas las denuncias están archivadas en la Fiscalía de La Paz". 

"Esto es un negocio millonario, hasta las carnicerías participan. Es un circuito que termina en carnicerías de la localidad", denunció finalmente.

 

RESPUESTA POLICIAL

Consultado al respecto por La Sexta, el jefe de la Brigada de Abigeato de El Quebracho, Julio González, respondió a los puntos señalados por los productores damnificados.

Sobre los hechos de cuatrerismo denunciados en los últimos días, dijo: "En la Ruta 48 hubo dos hechos en dos semanas, uno más antiguo, que lo descubrieron demasiado después, y otro más reciente". Los cuatreros "lo hacen muy rápido y mientras que vamos a constatar y tratamos de establecer quién pudo ser el autor, nos exigen demasiada eficacia y puntualidad, cuando nosotros lo que buscamos es la flagrancia (sorprender al delincuente mientras está perpetrando el delito) para poder darle contundencia al esclarecimiento de los hechos", señaló.

"Nosotros hacemos lo que está a nuestro alcance y que podemos poner a disposición de la gente, con las distancias que existen. Porque estos lugares donde fueron los hechos se encuentran a seis kilómetros para adentro desde la Ruta 48. Nuestro personal debe cubrir desde la Ruta 6 hasta Piedras Blancas, incluyendo Puerto Algarrobo, Paraje San Carlos, Bertozzi, Providencia, Antequeda; la jurisdicción es amplia y los lugares son inhóspitos, sucios y complicados para la visión; ponemos todo lo que podemos y nuestros cuerpos tienen limitaciones", expresó González.

En ese mismo sentido, el jefe de la Brigada detalló que las tareas que realizan son muchas y diversas. "Hacemos caminatas en el interior de los campos y prevención en la calle, respondemos al llamado por presuntos cazadores, a hechos en la costa del río, nos encargamos de animales sueltos, control de pesca, de incendios rurales, control vehicular, operativos peatonales, control de haciendas, matarifes, frigoríficos; no es tan fácil ni tan sencillo", dijo.

"Buscamos otras estrategias, sí, pero estuvimos desde marzo hasta la fecha sin ningún solo hecho de abigeato, cuatro meses sin hechos, se nos escapó la situación recién ahora con estos hechos nuevos", señaló. "Esta gente que es víctima de estos hechos muchas veces ha visto nuestro sacrificio, porque los productores nos conocen de adentro de los campos, saben que buscamos las repuestas y no desde una oficina, conocen nuestros esfuerzos y necesidades", remarcó.

 

CÁMARAS Y CARNICERÍAS

Con respecto al pedido de los vecinos, González respondió: "No somos nosotros los que podemos disponer cámaras de seguridad".

Sobre la denuncia de que la carne cuatrereada "termina en las carnicerías de Santa Elena", el funcionario policial no lo descartó. "Hacemos controles de carnicerías casi de manera permanente, y sí, se han hecho decomisos bajo la Ley 7.292 a varias carnicerías de Santa Elena, pero no podemos decir precisamente que esa carne provenga de ese ilícito en particular", dijo.

"Generalmente pueden llegar a reducir la carne en chacinados. En todos los casos se han realizado decomisos y actas de infracción, porque se sancionan estos hechos con Fiscalización de la provincia; todos los expedientes van a parar allá", sostuvo.  

 

"ESTÁN ROBANDO PARA COMER, LA SITUACIÓN PANDÉMICA INFLUYE"

"Yo creo que también hay un factor de necesidad, porque se puede interpretar lo famélico de los hechos. Cuando al animal lo llevan completo, es muy probable que vaya a una carnicería. Ahora, como lo llevaron en estos últimos casos, que no fue la totalidad del animal carneado, están robando para comer, que no deja de ser un hecho ilícito. Yo creo que esta situación pandémica también influye", opinó González.

"El delincuente no va a dejar de andar jamás, es así en cualquier comunidad; el problema es cómo detectarlo y combatirlo cuando los espacios geográficos son con accidentes, barrancas, cañadones, montes autóctonos espesos, y el trabajo se hace muy lento y costoso", dijo.

En ese sentido, remarcó: "Nosotros caminamos adentro de los campos exponiéndonos realmente, demasiado, corriendo riesgos de noche o madrugada, sin luces para no revelar nuestra posición o para que no nos disparen, porque todos deben recordar cuando mataron a un policía adentro de un campo, el cabo Martín López".

"Humanamente hacemos todo lo posible, yo y mis hombres, y humanamente también terminamos muy cansados y debemos descansar o higienizarnos mínimamente para poder seguir. La respuesta que podemos dar es la humana. Reitero que ha bajado muchísimo el nivel de los hechos de abigeato pero vamos a seguir esfrozándonos para revertir esta situación nueva", concluyó.

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado en: