El santaelenense Alejo Sanabria, de 75 años, fue condenado por la Justicia de La Paz a la pena de dos años y seis meses de prisión condicional por el delito de homicidio en exceso de legítima defensa, en carácter de autor.

En el marco de un juicio abreviado, el hombre reconoció que mató a Brian Miño, de 25 años, en un episodio en el que se defendió de un ataque a su vivienda a fines de 2016.

La sentencia fue dictada por el juez de Garantías y Transición de La Paz, Walter Carballo, quien homologó el acuerdo de juicio abreviado que alcanzaron la Fiscalía, la defensa del imputado y la parte querellante.

Según supo La Sexta, la audiencia pública donde las partes informaron del acuerdo al magistrado se realizó el 1º de septiembre y la sentencia fue emitida al día siguiente. Sanabria es un jubilado conocido por el apodo de ‘Nego’, y tiene 75 años de edad. En la resolución se remarcó que el jubilado y su sobrino sufrieron una agresión ilegítima.

LOS HECHOS

En la imputación, se describió que el 28 de septiembre de 2016, aproximadamente a las 3 de la madrugada, “Osvaldo Emanuel Altamirano y Brian Gonzalo Miño comenzaron a arrojar ladrillos” a la casa de Sanabria y que “luego de ello intentaron ingresar a la misma, propinándole patadas a la puerta de entrada y con la finalidad de agredir a Ezequiel Ramón González”. Este último es sobrino de Sanabria.

Aquella situación terminó del peor modo: “Acto seguido, González y Sanabria salieron de la vivienda para defenderse de la agresión empleando el segundo de los nombrados un arma blanca tipo cuchilla despostadora, con hoja de aproximadamente 15 centímetros y mango de plástico, propinándole dos puntazos en la zona del tórax a Brian Miño y causándole la muerte".

En el acuerdo del abreviado se dejó asentado que existió una “agresión ilegítima dirigida contra el Sr. Alejo Sanabria por parte de los intervinientes Osvaldo Emanuel Altamirano y Brian Miño”. Y que ello fue corroborado por el examen médico practicado por parte de los doctores Osvaldo Benítez y Federico Cejas. Ambos constataron que el hombre sufrió lesiones en su mano derecha y su antebrazo izquierdo.

Asimismo, se valoró la declaración de su sobrino, González, quien contó que al llegar a la casa de su tío (Sanabria), en el exterior de la misma se encontraban bebiendo Altamirano, Miño y otra persona de apellido Sánchez.

Refirió que “permaneció con ellos un momento y luego ingresó a la vivienda, ante lo cual Altamirano y Miño comenzaron a ‘querer sacarlos’ de la vivienda para lo cual empezaron a patear la puerta y arrancaron la reja de la ventana”. “Por ende, a través de la evidencia recolectada, es posible reconstruir la primera secuencia de los hechos intimados a Sanabria. Es posible afirmar que existió una agresión ilegítima dirigida hacia González y Sanabria”, dice el escrito judicial al que accedió La Sexta.

Luego del pormenorizado análisis de los hechos, el juez Carballo homologó el acuerdo de juicio abreviado y condenó a Sanabria a la pena de dos años y seis meses de prisión condicional; más cuatro años en los que deberá cumplir una serie de reglas de conductas, como evitar la realización de actos molestos, intimidatorios y perturbadores en relación a familiares de la víctima, como asimismo de mantenimiento de todo contacto -por si, por interpósita persona o a través de cualquier medio- con ellos; y deberá comparecer a razón de tres veces por semana en la Comisaría de la localidad de Santa Elena, para dar cuenta de su permanencia en esa localidad.

“En cuanto al análisis de los elementos probatorios aportados como acuerdo probatorio, resultan congruentes con el hecho y la participación penal del sujeto activo y acreditan esos extremos, no habiendo ningún cuestionamiento constitucional o convencional de las partes respecto a su forma de producción o validez de la misma y no resultando a priori –del análisis de la misma- alguna cuestión al respecto. En definitiva, y para contestar a la primera cuestión, esta judicatura considera que el hecho con relevancia penal, como la participación criminal del imputado se encuentran demostradas a través de la prueba aportada por las partes, quedando así conformada la calificación legal definitiva con la participación criminal del acusado del siguiente modo: homicidio en exceso de legítima defensa, atribuible en carácter de autor a Alejo Sanabria”, dijo el juez en su fallo.

Etiquetado en: