TransporteBannerLuquez

Familiares de Horacio Ramón Leiva, quien murió atropellado en el ingreso a Bovril el sábado 26 de diciembre cuando circulaba en bicicleta, se manifestaron para exigir justicia. En la causa penal que se abrió para determinar cómo sucedió el hecho, se encuentra señalado un joven de 23 años, de Alcaraz Primero, que conducía el Renault Symbol que se llevó por delante al hombre. 

Desde entonces, familiares de Leiva -quien tenía siete hijos y 10 nietos- se vienen movilizando para exigir a la Justicia que avance con la investigación. Ayer martes por la noche la manifestación partió desde la zona donde murió Leiva hasta la plaza central. El próximo 26 de enero, cuando se cumpla un mes de lo ocurrido, volverán a movilizarse.

"Le arrebataron la vida por un imprudente que lo atropelló", dijo Ximena, una de las hijas del hombre fallecido.

En diálogo con La Sexta, la joven comentó: "Mi papá era un hombre de bien, de trabajo; muy querido en el barrio y nunca tuvo problemas con nadie y nunca tuvo antecedentes en la Comisaría. Tenía 67 años. Le arrebataron la vida por un imprudente que lo atropelló. Él, 20:20, salía de jugar su quiniela como lo solía hacer y de ahí se fue en bici hasta el primer puente, pero no llegó porque era tarde. Se volvió y justo antes de una loma de burro lo arrastró el auto hasta un palo de la luz y falleció en el acto".

"A mi papá lo socorrieron un hombre y una mujer, que vieron eso, pero ya no tenía pulso. Su cuerpo pegó en el vidrio de adelante del acompañante y ahí con la misma frenada lo tiró hacia arriba del techo del auto. Y ahí quedó muerto. Le quebró las dos piernas y un brazo. No lo pudimos velar de cajón abierto porque no estaba en condiciones su cuerpo", finalizó.

 

Etiquetado en: