Un grupo de estudiantes universitarios había organizado el primer debate de candidatos a intendente. Se quedaron sin lugar y logística para hacerlo y responsabilizan al jefe comunal de ordenar maniobras para cancelarlo.

El intendente de Santa Elena, Silvio Moreyra (PJ), vuelve a quedar envuelto en polémica con la suspensión del primer debate de candidatos a intendente de la localidad del departamento La Paz. La actividad iba a ser este miércoles pero a los organizadores les cerraron las puertas de los lugares que tenían pactado ocupar. Alegaron “razones ajenas a la organización” pero trascendió que el jefe comunal habría hecho movimientos para impedir el ciclo.

El debate era organizado por estudiantes del Primer Año de la carrera de Planeamiento Industrial de la sede local de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UADER, en el marco de la cátedra “Derechos Humanos” y coordinados por la docente Marilina Marichal.

Estaba previsto que participaran el propio Moreyra, que va por su reelección; y los candidatos de Juntos por Santa Elena, Domingo Daniel Rossi, que busca su quinto mandato en el municipio; de Cambiemos, Marta Núñez, actual edil por la oposición; y de SER, Vanina Álvarez. Cabe recordar que Alberto Alarcón, que compitió en las PASO por la Confederación Vecinalista, bajó su candidatura para apoyar la de Rossi el 9 de junio.

Los jóvenes organizadores habían acordado primero realizarlo en la facultad y habían promovido el interés académico por el evento. Sin embargo, se toparon con el rechazo del coordinador de la sede local de la UADER, Ariel Juárez, quien es a la vez, casualmente, secretario Privado de Moreyra en la intendencia.

Desde la organización del debate se advirtió que el coordinador había "amedrentado" a la responsable de cátedra para intentar la suspensión. Y que luego, como el debate seguía en pie, lanzó un comunicado "de neto corte fascista”, fustigaron.

Ese comunicado del coordinador y secretario Privado de Moreyra, fechado este lunes, advirtió que para el debate “no existió pedido formal ni autorización del Consejo Directivo para avalar el mismo” y agregó que “desconocemos institucionalmente el proceso, el formato y la transparencia con la que será llevado adelante”.

Además, desde la Comisión Organizadora indicaron que este martes el responsable del Centro Comercial de Santa Elena, Daniel Villegas, había entregado la llave del local a los organizadores del encuentro, pese a lo cual esa misma noche “cancela el compromiso y niega la utilización del espacio”. Según trascendió, el comerciante habría sido presionado para que desista de la prestación del lugar.

Por otra parte, los estudiantes y la docente contaron que habían acordado con el Municipio la colaboración "con la tarima y el sonido”, aunque después “dejaron de respondernos”.

Por lo tanto, consideraron que la organización “no está preparada” y “no existe forma alguna de conseguir la infraestructura necesaria en tan corto tiempo”, por lo que se vieron forzados a dar de baja la actividad.

 

DENUNCIAS

Desde la oposición interpretaron los distintos movimientos como maniobras del intendente, a través de su secretario privado y a la vez coordinador de la sede de la UADER, con el objetivo de boicotear la actividad, y salieron a denunciar a Moreyra, asegurando que “no quiere debatir”.

Por un lado, desde el sector de Rossi, los “Jóvenes Juntos por Santa Elena” expresaron estar “muy tristes e indignados por todo lo sucedido y nos solidarizamos con los estudiantes y profes que tanto se esforzaron en llevar adelante el primer debate público”.

“No podemos dejar que sigan atropellando y violando los derechos de esta manera. Vamos a acompañarlos en todo lo que necesiten y queremos que todos se sumen a esta lucha”, manifestaron los jóvenes rossistas.

Por su parte, desde Cambiemos, la candidata a intendente, Marta Núñez, aseguró que “el debate no se hace porque uno de los candidatos, Silvio Moreyra, del oficialismo local, no quiere debatir”.

La candidata de Cambiemos se quedó con las ganas.

 

La actual concejal radical alertó en declaraciones a la radio Latidos que “se llevaron adelante aprietes y eso es lamentable” y que “hubo una voluntad política de que el debate no se tenía que hacer".

“Estamos gobernados en Santa Elena por un proyecto político al que no le interesa el debate”, sentenció la candidata de Cambiemos.

 

DIFUSIÓN MOREYRISTA

Otra curiosidad que deja el episodio es que la actividad era promocionada por el propio vocero del intendente, Nicolás Ríos, en su portal particular de noticias, desde donde se daba gran relevancia al evento que, según se sospecha en la localidad del departamento La Paz, fue saboteada por el mismo Moreyra.

 

CRÍTICAS DESDE EL ARTE

Los cuestionamientos a la gestión de Moreyra por la presunta negativa a debatir no surgieron sólo desde la política. El artista local Aníbal Alegre había donado cuadros para el decorado del evento y también criticó los movimientos de los últimos días destinados a cancelar la actividad. Incluso agregó que se había avanzado en la posibilidad de hacer el debate en una escuela.

“Como yo sí amo mi Santa Elena, doné cuatro cuadros para los precandidatos, para que por fin hubiese un comienzo de unión entre los mismos y por ende la ciudadanía, que tanto hemos sufrido una división”, expresó en las redes sociales.

Uno de los cuadros de Alegre para el debate.

 

“Lamentablemente vi los aprietes hacia los lugares que este grupo ya había concretado. Primero se accedió a la llave del centro comercial, luego una llamada y se retrotrajo. Se consiguió la escuela 14 Maipú, a los minutos otra llamada. El municipio llamó a la supervisora departamental y de nuevo se prohibió el debate en la misma”, relató Alegre.

“Todo estaba manejado con neutralidad. Sólo que esta gestión no tiene deseo de contestar preguntas que lo comprometan”, concluyó el artista.

Fuente: Informe Digital

Etiquetado en: