La pandemia por el coronavirus produjo una caída estrepitosa en la recaudación de los impuestos provinciales, que tienen su repercusión en las cuentas de los municipios. Semanas atrás, el ministro de Economía, Hugo Ballay, avisó a los intendentes que la coparticipación provincial de impuestos caería un 50% y que por ello deberían ajustar sus presupuestos.

Así, por ejemplo, municipios del departamento que recibían por coparticipación $6 millones ahora verán 3, o apenas 2 si empeoran los números. Ante esa situación, la Dirección de Asuntos Municipales del Ministerio de Economía de la provincia hizo proyecciones sobre cada una de las ciudades, con el fin de que sus administraciones tomen medidas para preservar recursos.

La Municipalidad de La Paz, a cargo de Bruno Sarubi (Juntos por el Cambio), está entre las primeras en aprobar un proyecto que tiene como eje principal el recorte salarial a funcionarios, concejales, y a los empleados. A estos últimos también se les sumó el congelamiento de la paritaria por un año y se les suspendió el aumento salarial del 10% previsto para mayo.

El proyecto se aprobó el 16 de abril por el Concejo Deliberante. Este texto generó rechazo en las bases de los empleados municipales, ya que contiene artículos que tocan sus salarios, pero no hubo demasiadas expresiones al respecto por "temor a represalias", supo La Sexta.

Ente los puntos principales, el texto crea un Fondo Especial “para la atención de necesidades sociales, sanitarias y de otra índole, derivadas directamente de la pandemia de coronavirus COVID-19”.

En el artículo 3°, se dispone la reducción de un 50% sobre el sueldo del intendente y viceintendente; del 30% de los salarios de los secretarios del Departamento Ejecutivo y del coordinador General de Secretarías; y 15% sobre el sueldo de subsecretario y directores; y un 15% sobre la dieta de funcionarios políticos cuya retribución supere los $ 50 mil; quedando exentos de los presentes descuentos los funcionarios del Área de Salud.

En el artículo 5° se invitó “a todos los empleados municipales que perciban haberes superiores a los $ 60.000 a que efectúen donaciones voluntarias a dicho fondo, de por lo menos el diez por ciento (10%) de sus haberes”.

Sin embargo, lo que generó más malestar en los empleados fue el congelamiento, durante un año, de las negociaciones paritarias y la suspensión de los aumentos de sueldo que estaban previstos para mayo. Ello está contemplado en el artículo 8° de la ordenanza.

En el artículo 9° se autorizó al Departamento Ejecutivo a eliminar el adicional por responsabilidad funcional a aquellos empleados que, al momento de disponerse el aislamiento, no hubieran estado cumpliendo con las tareas por las cuales se les reconoció dicho adicional.

 

CRÍTICA A LA ORDENANZA

Un empleado del municipio se comunicó con La Sexta para expresar su malestar por la normativa. Para hacerlo, el trabajador solicitó reserva de su identidad por el temor a recibir represalias.

“La situación nuestra es que estamos perdiendo derechos adquiridos con esta emergencia, lo que tenemos nos quitan, nos sacan ventajas y desde el gremio nos dicen que no pueden hacer nada”, afirmó el empleado.

Y agregó: “Perdemos la responsabilidad funcional, que es un adicional en blanco, que en una categoría media debe ser más o menos 4 mil pesos, y que pensamos que no se puede sacar, porque si nos sacan eso pasamos a tener un sueldo que no llega ni a la canasta básica. En esa condición debemos ser más de 20 personas”.

Acerca de los montos que perciben los trabajadores de la Municipalidad de La Paz -sin los recortes que aplicó el reciente decreto de Sarubi-, ejemplificó: “Un empleado de categoría 9, que es alguien que recién se inicia, está cobrando alrededor de 16 mil pesos. Alguien de categoría 5 con 10 años de antigüedad cobra 27 mil pesos, y con 15 de antigüedad, cerca de los 37 mil pesos. Y la 1 es la máxima categoría que hay”.

En cuanto a la suspensión del aumento previsto para el mes de mayo, dijo: “Desde el Gobierno nacional bajaron una política de no quita de derechos pero igual lo hacen y los políticos de la oposición, del peronismo, también están con Cambiemos en La Paz, agachan la cabeza, no dicen nada y no entendemos por qué. Siempre han llevado agua para su molino”.

Finalmente, sentenció: “Hay enojo y descontento, pero los compañeros no pueden reclamar porque tienen miedo a perder su trabajo”.

 

APOYO DEL SEUM

Esta semana el secretario general del SEUM, gremio de los municipales, Raúl Arredondo, apoyó el proyecto aporbado por el Concejo e impulsado por el Departamento Ejecutivo.

En declaraciones radiales, afirmó que "es entendible que no nos puedan dar el aumento porque no se está recaudando como todos los meses debido a la pandemia y no alcanza la plata para pagar los sueldos, esto está pasando en el mundo, en todo el país y las provincias por las enfermedad”.

Etiquetado en: