TransporteBannerLuquez

La Comisión de Juicio Político y Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados sesionó en la tarde de este lunes y resolvió declarar abstracto el pedido de enjuiciamiento al vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Emilio Castrillón.

El vocal de la Sala Civil y Comercial y expresidente del STJ, es, desde este martes 11, un jubilado más del sistema previsional provincial. El viernes 7 la Caja de Jubilaciones y Pensiones le otorgó el beneficio jubilatorio en un trámite exprés que se inició el 29 de abril.

"Ya soy un jubilado", admitió Castrillón y afirmó que aún cuando su abogado defensor Miguel Cullen presentó ante la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados -que abrió un proceso para investigar un eventual mal desempeño a partir de una denuncia del periodista Daniel Tirso Fiorotto- un descargo y una petición para que se lo escuche en su respuesta, ese trámite se tornaría abstracto. "Mañana (por este martes) ceso, así que ya no declaro nada", señaló el magistrado.

"Como primer punto -dice el escrito de Cullen ante la Comisión de Juicio Político de Diputados-, debemos informar a esta Comisión que el día de ayer, 7 de Mayo, se informó que la Caja de Jubilaciones había otorgado el beneficio jubilatorio  (…). Entiende esta defensa que en consecuencia el trámite de este proceso deviene abstracto, no obstante lo cual se hace necesario realizar el correspondiente descargo para no consentir las mentiras y las aseveraciones que artera y maliciosamente se realizan en la acusación".

Cabe recordar que Fiorotto pidió el juicio político para Castrillón por una serie de hechos y situaciones en las que el juez habría incurrido en “mal desempeño”, sea por “violencia de género”, en varios casos, como también por “reiteradas conductas demostrativas de falta de mesura, equilibrio, autocontrol, decoro, deferencia, circunspección y compostura para el ejercicio de sus funciones como miembro del Superior Tribunal de Justicia (Art. 140 Constitución Provincial y artículos 8 y 17 inciso 7 de la Ley Orgánica de Tribunales)”.

Castrillón protagonizó en último tiempo dos hechos que le generaron senadas causas penales: una denuncia por violencia de género iniciada por la vocal de la Sala Laboral del STJ, Susana Medina, que se cerró con un pedido público de disculpas del magistrado tras una tramitación de un largo año en la Unidad Fiscal de Violencia de Género y Abuso Sexual; y el escandaloso episodio del domingo 28 de marzo en un bar de La Paz, hecho por el cual fue indagado el viernes 7 en la Unidad Fiscal paceña por parte del fiscal Oscar Sobko y la fiscal Constanza Bessa.

Castrillón había procurado zafar de ese compromiso judicial: primero, pidió declarar ante el jefe de los fiscales, el Procurador General Jorge García y no ante dos fiscales interinos, Constanza Bessa y Facundo Barbosa; después, recusó a Barbosa, aunque finalmente fue el fiscal Oscar Sobko el que lo indagó. En medio, protagonizó un cruce de mensajes con el padre del fiscal Barbosa, el exdirector de Juntas de Gobierno durante la administración de Sergio Urribarri, Carlos Miguel Barbosa, que le generó una nueva denuncia, esta vez por amenazas.

 

Fuente: Entre Ríos Ahora.

Etiquetado en: