Diego Garcilazo, director de Epidemiología de la provincia, explicó que la identidad de los pacientes con coronavirus no puede informarse ya que cuentan con protección legal.

La aclaración la realizó en la conferencia de este martes al mediodía, cuando fue consultado por el caso de la beba entrerriana que se le detectó coronavirus en Chaco. Al respecto, el funcionario dijo que sobre el caso en cuestión “la sospecha está relacionada con que el contagio ha sido fuera de la provincia y que en este caso es una persona que no está circulando en la provincia”.

Enseguida, Garcilazo señaló que la identidad de los pacientes con COVID-19, incluso los que están en estudio, no pueden revelarse ya que así se estaría infringiendo la Ley de Protección de Datos Personales.

La aclaración tiene relevancia a nivel departamental, ya que en La Paz se dio a conocer en algunos blogs y redes sociales la identidad del único paciente afectado. Una situación similar ocurrió en las últimas horas en Villa Libertador San Martín, en el departamento Diamante, con un caso positivo; y en la ciudad de Viale, con un caso sospechoso.

“Respecto de los datos, hay una ley de Protección de Datos Personales y esta ley tiene un apartado específico que tiene que ver con datos sensibles que están relacionados a la salud. Aclaro esto porque se ha venido consultando constantemente a través de los medios respecto a datos puntuales de los pacientes. Nosotros tenemos la responsabilidad de dar la información que es fundamental y prioritaria en relación a la salud pública, y tenemos la responsabilidad de cuidar los datos personales de las personas. Por lo tanto, cualquier información que pueda generar de alguna manera que se pueda identificar a una persona es una información que no se va a suministrar desde el ministerio de Salud”, dijo.

Tal como señaló La Sexta días atrás -en medio de la polémica por la identidad del paciente de La Paz- la identidad de las personas que padecen coronavirus –o cualquier otra- no puede ser revelada, excepto cuando se cuente con el consentimiento explícito del paciente dado que de lo contrario se incurre en un delito grave. Así lo disponen las leyes vigentes en la Argentina.

El tratamiento de información referida a la salud es una actividad que debe llevarse adelante con especial cuidado, respetando la privacidad de las personas, de acuerdo a la Ley 25.326 de Protección de Datos Personales.

Algunos de los principios fundamentales de la regulación vigente, en particular referidos a datos personales de salud, son:

-Los datos de salud son una categoría de datos sensibles y en consecuencia merecen una protección más rigurosa (artículos 2 y 7 - Ley 25.326).

-La divulgación del nombre de un paciente que padezca de una enfermedad requiere de su consentimiento (artículo 5 - Ley 25.326).

 -Los establecimientos sanitarios y los profesionales de la salud pueden procesar y cederse entre sí datos de los pacientes, siempre y cuando cumplan con el secreto profesional (artículo 8 - Ley 25.326).

 -La obligación de secreto profesional subsistirá aun después de finalizada la relación con el paciente (artículo 10 - Ley 25.326).

 -Para usar la información del paciente con fines incompatibles con su tratamiento médico, se debe requerir su consentimiento pleno, libre e informado (artículo 4, inciso 3 y artículo 5 - Ley 25.326)

 -El Ministerio de Salud de la Nación y los ministerios provinciales se encuentran facultados a requerir, recolectar, cederse entre sí o procesar de cualquier otro modo información de salud sin consentimiento de los pacientes, conforme a las competencias explícitas e implícitas que les hayan sido conferidas por ley (artículo 5, inciso 2 b y artículo 11, inciso 3 b - Ley 25.326).

Etiquetado en: