Prevén la puesta en funcionamiento de un nuevo pozo de agua subterránea en Santa Elena, concretamente para abastecer al barrio Roque Sánz Peña, ubicado en el acceso a la ciudad.

Según informó la Municipalidad a La Sexta, este jueves "se ultimaron detalles con el objetivo de comenzar una nueva perforación que permitirá obtener agua de las napas subterráneas" para brindar el servicio a los vecinos del mencionado barrio.

Si bien se informó que "el pozo consta de un grosor estimado de 10 pulgadas y 70 metros de profundidad" y que será "impulsado por una bomba trifásica de 7 caballos y medio de fuerza", también se aclaró que "resta conocer detalles del control geológico realizado por especialistas, además de analizar la calidad del agua antes de habilitar la nueva red", la que "se emplazará a 150 metros de su antigua ubicación".

Con respecto a la nueva localización, "el motivo responde a la necesidad de cambiar la energía monofásica a trifásica, optimizando de esta manera su calidad de impulso", explicaron desde el municipio.

 

Etiquetado en: