A través del decreto Nº 249, el intendente de Bovril, Fabián Valenzuela, habilitó el natatorio y el predio "Los Quinchos", ambos municipales, de cara a la temporada de verano. La norma adhiere al decreto Nº 2010 del gobernador Gustavo Bordet, por el cual se autorizó en el ámbito de la provincia actividades y servicios turísticos.

En primer lugar, se dispuso que desde el lunes último "quedará habilitado el Natatorio Municipal 'René Oscar Romero' exclusivo para actividades deportivas, en la franja horaria comprendida entre las 07:00 hs y 00:00 hs bajo estricto cumplimiento del protocolo anexo al presente".

"Las actividades recreativas a desarrollarse en el Natatorio Municipal quedarán condicionadas a la evolución de la situación epidemiológica y oportunamente serán habilitadas por decreto, con su respectivo protocolo", se agregó.

En tanto, también se estableció que el funcionamiento del natatorio durante la temporada de verano estará a cargo de la Dirección de Deportes y Recreación, siendo responsabilidad del titular/ encargado/ profesor de cada horario/ turno/ clase realizar el control protocolar.

Asimismo, se consignó que para hacer uso de las piletas "cada persona deberá someterse obligatoriamente a la revisión médica correspondiente, la que deberá estar archivada y a disposición a pedido de la autoridad competente en oportunidad de detectarse un caso positivo de COVID-19, a efectos de establecer los respectivos nexos de contacto. Dicho control tendrá una validez de treinta (30) días corridos, debiendo ser renovada para continuar ingresando a las instalaciones".

PREDIO LOS QUINCHOS

En el arttículo 5º del decreto, se dispuso que desde el lunes último quede habilitado al público la zona de parrillas y quinchos municipales, "en la franja horaria comprendida entre las 07:00 hs y 00:00 hs, debiendo los interesados a su uso reservar previamente las instalaciones, y dar estricto cumplimiento del protocolo anexo al presente". El funcionamiento del predio está a cargo de la Coordinación de Turismo.

Finalmente, se aclaró que el decreto "dejará de tener vigencia si así lo determina el Comité de Organización de Emergencia de Salud (COES) y/o el presidente municipal ante la presencia de múltiples casos positivos de COVID-19 confirmados en la localidad".