Kimey Rivero, la joven de 22 años oriunda de Santa Elena que recibió un trasplante bipulmonar y ahora atraviesa un "rechazo crónico" de los órganos, recibió la buena noticia de que está apta para ser retrasplantada tras el análisis de los médicos de la Fundación Favaloro reunidos en ateneo.

En diálogo con La Sexta, Kimey contó que le realizaron los exámenes pretrasplante y recibió el alta, por lo que pasará un mes en Santa Elena con su familia.

"Estos tres días estuve en Favaloro realizándome la evaluación pre transplante (que consiste en una serie de estudios). Me manejo con oxígeno para hacer cualquier tipo de movimiento, ya que la fuerza de la respiración va disminuyendo debido al rechazo y al daño con el que ya cuentan los pulmones", relató.

"Hoy, 21, me dieron el alta, que para mí es una buena noticia, ya que puedo ir a casa un mes a pasar tiempo con mi familia, despejarme y prepararme para todo lo que se viene, que sería el re transplante", contó Kimey.

Y confió: "Se me está haciendo muy difícil afrontar todo esto; ninguna persona transplantada espera pasar por esto de nuevo". "El 23 de septiembre tengo turno con el cirujano Alejandro Bertolotti quien va a evaluar junto a INCUNCAI los estudios previos para darme un lugar en lista de espera. Sabemos que la espera puede ser larga, o tener la suerte de que no todo está en manos de Dios", expresó.

Con un mes de alta por delante y la esperanza como estandarte, la joven concluyó: "Doy gracias a mi familia por ser mi pilar".

Etiquetado en: