TransporteBannerLuquez

A través de un Decreto de Necesidad y Urgencia, el Gobierno de Alberto Fernández decretará en los próximos días la emergencia hídrica por la bajante del río Paraná, que ya afecta a varias provincias de la región. “Probablemente estamos ante la bajante más pronunciada y de mayor duración de los últimos cien años”, advirtió Sergio Federovisky, viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.

“Estamos trabajando en una mesa convocada por la Jefatura de Gabinete, encabezada por Santiago Cafiero. En esa mesa se evaluó una inversión de 1.000 millones de pesos para garantizar el funcionamiento de la cuenca en términos de agua potable, en términos de navegación y en términos de residuos peligrosos, entre otros puntos”, comentó el funcionario. “Se va a emitir un Decreto de Necesidad y Urgencia que probablemente salga mañana o pasado con la declaración de emergencia hídrica, que va a permitir justamente destinar todos los fondos y todas las acciones ministeriales para afrontar la amenaza que significa la bajante”, adelantó Federovisky a Infobae.

La bajante actual mantiene al río lejos de su nivel de aguas bajas (2,30 metros) y de su altura promedio en julio (3,10 metros) en Paraná; ya superó las marcas de 1971 (0,50 metros), las de 2020 y 1970 (0 metros), y hay que remontarse a 1944 para registrar una situación peor que la actual. Ese año el río marcó -1,40 metros frente a Paraná, al igual que en Diamante (-1,38), Victoria (-41) y en La Paz (-1,11).

Según registró La Sexta, el Instituto Nacional del Agua (INA) indicó que la tendencia descendente "continuará predominando en los próximos tres meses" al menos.

Además, apuntó que julio será "especialmente crítico" y espera impactos en "las tomas de agua para consumo urbano, para refrigeración de centrales de generación eléctrica y de procesos industriales".

También alertó sobre problemas en "la navegación fluvial, fauna íctica, estabilidad de márgenes" y una "exposición a incendios en márgenes e islas".

En La Paz, el nivel del río Paraná "permaneció en descenso hasta el día de ayer (NdLaR: 20 de julio), disminuyó 0,10 m. El día de hoy se registra un nivel próximo a 0,24 m, 2,96 m inferior a la franja de aguas bajas. El promedio semanal de 0,25 m se encuentra 3,86 m por debajo del promedio de julio desde 1996. Es probable que continúe aumentando durante esta semana. Luego continuará descendiendo, acentuando la condición de aguas bajas hacia una altura próxima a 0,10 m".

Además, el INA espera que la altura "continúe disminuyendo gradualmente" hasta alcanzar los 19 centímetros a fines de julio, pero aseguró que "podría descender hasta -8 centímetros".

Etiquetado en: