TransporteBannerLuquez

Una mujer de Paraná denunció en la Unidad Fiscal de Feliciano a un constructor local de cabañas por el presunto delito defraudación por desbaratamiento de derechos acordados. El hombre recibió el pago de $600 mil para levantar una cabaña, pero nunca avanzó y no devolvió el dinero. "Quiero que me devuelva mi dinero", dijo Jésica Depetri, la denunciante, quien además advirtió que la Justicia de Feliciano se demora para avanzar con su caso.

En diálogo con La Sexta, Depetri contó que el año pasado decidió invertir en la construcción de una casa tipo cabaña, de 45 metros cuadrados, en San Benito, departamento Paraná, y que para ello buscó constructores a través de las redes sociales. En su búsqueda, se encontró con constructor de San José de Feliciano, quien dijo entender en la materia y puso un precio total por el trabajo: $880 mil.

Ambos avanzaron con el negocio con la firma de un contrato en presencia de un abogado feliciaense. Lo cierto es que el constructor no cumplió con lo acordado: en el terreno levantó una precaria estructura que sirve como contrapiso de lo que iba a ser la futura cabaña. No obstante, se quedó con $600 mil de la primera entrega por el trabajo (que nunca completó) y ahora debe responder en la Justicia por lo sucedido.

"El año pasado empecé a buscar por Facebook alguien que hiciera cabañas e hice contacto con una persona, que se llama Jorge Arriola, de Feliciano, y empezamos a hablar de modelos y precios. El 25 de noviembre de 2020 viajé a Feliciano para firmar un contrato. Fue en el estudio de su abogado Gabriel Oscar Mendoza, lo que me daba cierta tranquilidad. Le llevé parte del dinero para los materiales, que fueron $400 mil en manos y $200 mil que le hice mediante transferencia cuando volví a Paraná", relató Depetri a La Sexta.

"Supuestamente tenía tres meses para construirme la cabaña. En marzo de este año ya me iba a poder mudar a mi casa. Luego empezó a pasar el tiempo. Él solo vino a hacer una platea áerea, que es una estructura de madera. Luego se demoraba en venir, siempre con diversas excusas: decía que se le rompió la camioneta o que no tenía materiales. Así empezó a pasar el tiempo hasta que un día dijo que no iba a hacer la cabaña pero que me iba a devolver la plata pero no sabía cuándo porque no la tenía. Finalmente, él cortó comunciación. Entonces busqué un abogado y realizamos una denuncia penal", agregó. La presentación fue realizada el 30 de junio.

Consultada sobre el rol del abogado que presenció la firma del contrato, señaló que "no lo citamos como testigo porque se espera saber si en la investigación surge que tenía alguna responsabilidad".

Finalmente, la denunciante se mostró preocupada porque hasta la fecha la Justicia de Feliciano no le ha dado una respuesta a su caso: "Mi denuncia está radicada en el juzgado de Feliciano. El tema es que hasta el día de hoy no tengo respuesta del fiscal. Ya pasó la etapa de mediación, ahora está en etapa de resolución y estoy esperando si me puedo reunir nuevamente con mi plata".

Etiquetado en: