TransporteBannerLuquez

Un paceño admitió el delito de venta de drogas y fue condenado en el marco de un juicio abreviado a 4 años de prisión efectiva y al pago de una multa por $315 mil. La sentencia fue dada a conocer el viernes 26 por el juez de Garantías de La Paz, Walter Carballo. El delito por el que se lo condenó es por entrega, distribución, y/o comercialización de estupefacientes en dosis fragmentadas para el consumo.

El condenado es Maximiliano José Ramón Martínez, de 33 años, quien reconoció que vendía marihuana y cocaína en el barrio Puerto Márquez, en La Paz. El imputado cumplió una condena de tres años de cárcel que culminó en 2018. Ahora, volvió a la Unidad Penal.

Según la setencia a la que accedió La Sexta, Martínez reconoció que "desde el mes de agosto de 2021 y hasta el día 9 de octubre" se dedicó "a la comercialización de estupefacientes en dosis fragmentadas para el consumo". "Concretamente el referenciado Martínez comercializaba marihuana y clorhidrato de cocaína, a consumidores que iban a adquirirlo a su domicilio, o bien se encontraban con Martínez en las inmediaciones del mismo, donde se concretaba la transacción", señalaba la imputación.

Martínez cayó tras una pormenorizada investigación de la División de Toxicología de la Departamental La Paz de Policía, que le realizó diferentes seguimientos nocturnos desde un punto móvil. En las diferentes vigilancias, los uniformados notaron "la constante concurrencia de personas que ingresaban a la cortada y tomaban contacto directamente con el sospechado".

Los investigadores subrayaron que los consumidores llegaban al lugar en autos, motos y también a pié. Y especificaron que mayormente los clientes esperaban afuera de la finca y eran atendidos "desde el interior de la vivienda".

Tras analizar los informes, declaraciones de testigos -muchos de los cuales eran clientes de Martínez- y el consentimiento del imputado, el juez consideró que "constituyen elementos atenuantes en el procedimiento de juicio abreviado, que el imputado acepte y reconozca su culpabilidad por el hecho atribuido, la cuantía de la sustancia estupefaciente secuestrada, el escaso grado de organización empleado para cometer el delito, vulnerabilidad social y nivel de estudios alcanzado por el imputado". En tanto, entendió que "en el presente caso no se consideran agravantes ya que se solicita el mínimo de la escala penal".

Acto seguido, declaró al hombre autor material y penalmente responsable del delito de entrega, distribución, y/o comercialización de estupefacientes en dosis fragmentadas para el consumo, y lo condenó a cuatro años de prisión efectiva.

Luego dispuso el pago de una multa que prevé la Ley Nacional Nº 23.737 (Tenencia y tráfico de estupefacientes) por el valor de $315 mil. El monto se estableció calculando un formulario de inscripción de operadores en el Registro Nacional de Precursores Químicos, cuyo costo es de $7 mil. Esa cifra fue multiplicada por 45, lo que dio como resultado la multa final. 

En otro apartado, el juez dispuso que $81.400 que se le secuestraron a Martínez sean afectados al pago de dicha multa.

 

Etiquetado en: