TransporteBannerLuquez

El exsoldado ucraniano Viktor Melnyk sumó un nuevo capítulo a su historia en la región, al ser detenido con casi mil kilos de cocaína en una ciudad de Paraguay. Primero, su nombre fue conocido en el país porque fue detenido el miércoles 2 de septiembre de 2020 en el puesto caminero Paso Telégrafo, en el departamento La Paz, tras ser hallado en el baúl de un auto en el que pretendía ingresar a Entre Ríos. Entonces, venía en el auto, marca Corsa, conducido por el empresario santafesino Juan Manuel Clucellas.

Ahora, un año y cuatro meses después, el domingo 9 de enero de 2022, fue detenido en una casa en la localidad de Fernando de la Mora, en Paraguay, como parte de una organización narco, liderada por Fernando Enrique Balbuena (hijo del exdiputado guaraní Elvis Balbuena) a quien los efectivos de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) de Paraguay le secuestraron 947 kilos de cocaína.

El dato lo dio a conocer el periodista especializado en narcotráfico Germán de los Santos, en Aire de Santa Fe. El periodista consignó que "confirmó con altas fuentes de la Senad que Viktor Melnyk era la misma persona que venía escondida en el baúl del Corsa y que fue detenida en Paso Telégrafo el 3 de septiembre de 2020. Este exsoldado ucraniano es un engranaje vital dentro de la organización porque –según las tareas de inteligencia criminal- es quien actuaría de nexo con los compradores de la droga en Europa".

victor melnyk soldado ucraniano detenido 001 9x16jpg

 "La cocaína secuestrada, según la titular de Senad, Zully Rolón, estaba lista para ser embarcada en uno de los puertos de Asunción para salir por la hidrovía Paraguay-Paraná rumbo a Europa. No se descarta que esta organización haya hecho uno de los contrabandos de cocaína más grandes de la historia, como fueron las 27 toneladas de este estupefaciente que se traficaron por la hidrovía y fueron incautadas en febrero del año pasado en los puertos de Amberes, Bélgica, y Hamburgo, Alemania", agregó De los Santos.

Más adelante, el periodista policial refirió que el operativo, llamado Navis, según señalaron fuentes de la Senad, se concentró en varias localidades del centro del país, pero el cargamento de cocaína fue secuestrado en un emprendimiento agropecuario cercano al pueblo de Eusebio Ayala, a unos 70 kilómetros de Asunción. Los 947 kilos de cocaína estaban embalados y preparados para ser enviados a la zona portuaria para desde allí ser enviados en un buque por la hidrovía.

LA HISTORIA DEL CRUCE EN EL BAÚL

En 2020, La Sexta dialogó con el abogado del ucraniano, Claudio Berón, a propósito de la causa que se le abrió a su defendido por ingresar oculto en el baúl de un vehículo por Paso Telégrafo. Al respecto, el letrado sostuvo que Melnyk "estaba desesperado por llegar a Rosario para casarse antes de que naciera su hija" porque esa "es la costumbre" en Ucrania.

Dijo que ingresó a la Argentina de manera ilegal desde Paraguay "con otros 10.000 paraguayos y bolivianos que cruzan la frontera para cobrar el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia)" y que pagó un remís que lo trasladó sin mayores problemas desde Misiones, pasando por Corrientes hasta el límite con Entre Ríos. Afirmó que allí, "en la ruta", conoció al empresario santafesino Juan José Clucellas y que éste aceptó trasladarlo a cambio de dinero.

En septiembre de 2020, tras haber estado detenido por 16 días en la Alcaidía Contravencional de la Comisaría Quinta de Paraná, el juez Leandro Ríos le concedió la libertad el 18 de septiembre y Melnyk viajó en taxi privado a Rosario, donde se reencontró con su pareja, Romina Giusti, y conoció a su hija recién nacida, Taiya.

En octubre de ese año, efectivos del escuadrón 47 de Gendarmería, por orden del Juzgado Federal Nº2 de San Martín, provincia de Buenos Aires, incautaron más de 900 kilos de marihuana y armas de guerra muy sofisticadas –como un subfusil calibre 22– en la cabaña Don Quico, donde fueron detenidas cinco personas, entre ellas, Raúl Enrique Soperez, quien sería el titular del Chevrolet Corsa donde viajaba oculto a principios de setiembre de 2020 el exsoldado ucraniano.

La conexión de la historia del secuestro de la droga con la del ucraniano escondido en el baúl es a través de otro protagonista: Juan Manuel Clucellas, quien conducía el Chevrolet Corsa el 3 de setiembre pasado, cuando la policía detuvo al vehículo en Paso Telégrafo, el límite entre Corrientes y Entre Ríos.

En su declaración ante el juzgado federal de Paraná, a cargo de Leonardo Ríos, Clucellas dijo que había viajado a Corrientes y se había alojado en la cabaña Don Quico. Dijo que el dueño Raúl Soperez era “pariente” y “amigo”. Le pidió el Chevrolet Corsa al dueño (Raúl Soperez) para regresar a Santa Fe el 3 de setiembre y que en el camino se encontró al ucraniano sin papeles, que terminó ocultándose en el baúl.

Etiquetado en: