TransporteBannerLuquez

El juez de Garantías de La Paz, Walter Carballo, homologó un acuerdo de juicio abreviado y condenó a Alexis Nahuel Cuenca, de 21 años, a la pena de 3 años de prisión de ejecución condicional por los delitos de robo simple, coacciones agravadas y robo en grado de tentativa. También le aplicó reglas de conductas durante 3 años, entre las cuales se encuentra la obligación de hacer trabajo comunitario y un Talleres de Reeducación para Varones que ejercen violencias.

Según el fallo al que accedió La Sexta, el 13 de junio el juez de La Paz dictó la condena tras homologar el acuerdo alcanzado entre la Fiscalía y el abogado defensor de Cuenca, y que tuvo el consentimiento de las víctimas.

En el proceso, el joven paceño admitió cinco hechos. El primero dice que el 22 de agosto de 2019, cerca de las 22, ingresó a un inmueble de calle Hipólito Yrigoyen y sustrajo "alhajas de acero quirúrgico y de plata, entre ellos anillos, pulseras, cadenas, dijes, de distintos tamaños y medidas".

También reconoció que el 29 de noviembre de ese año, alrededor de las 6, en común acuerdo con otra persona de apellido Ojeda, "ingresaron a la Iglesia Adventista sita en España Nº 2040 de La Paz y se apoderaron de un amplificador de color negro marca GBR modelo Power, dos parlantes marca GBR, de color negro de 15 pulgadas, un prolongador de 15 mts aproximadamente de color negro, de una carpa, elementos propiedad de la institución".

En tercer lugar, reconoció que el 3 de junio de 2020, en plena pandemia, alrededor de las 21.30, se presentó en una vivienda en calle Obligado entre Brown y Azcuenaga de La Paz, propiedad de X y "le propinó a este último diversos golpes en el rostro y le causó heridas punzo cortantes tanto en los muslos como en una de sus manos, heridas que lo inhabilitaron por el tiempo inferior a un mes. Posteriormente y antes de retirarse, Cuenca se apoderó de la suma de $1000 pertenencientes a X, que se encontraban debajo del colchón".

En cuarto lugar, aceptó que el 1° de junio de este año, alrededor de las 21.30, "tomó del brazo a su pareja X, y exhibiendole un cuchillo le manifestó si no haces lo que te digo te voy a matar, con la intención de impidirle a la misma que pudiera irse a su domicilio".

Finalmente, admitió que el 2 de junio, a las 16.30, junto a una persona de apellido Mesa, dañaron una ventana lateral de un kiosco conocido con el nombre El Dorado, ubicado en calle Italia y 3 de Febrero,"ingresaron al mismo y sustrajeron de su interior 6 aerosoles desinfectante marca Lisoform, 3 saches de líquido para ropa marca Gramby de 800 ml, 5 saches suavizantes marca Confort de 900 ml, 1 mochila color rosa marca Fila, 1 termolar sin tapa color lila marca Gardin Life, siendo advertido su accionar por una pareja que pasaba por el lugar quienes dieron aviso a personal policial quienes procedieron a la aprehensión de Cuenca y Mesa con los elementos antes descriptos en su poder".

Al evaluar la prueba presentada, más la admisión de culpabilidad por parte de Cuenca, el juez homologó el acuerdo y lo condenó a 3 años de prisión condicional, y lo obligó a que durante ese tiempo evite realizar cualquier tipo de actos violentos, molestos y/o perturbadores, a las víctimas , la obligación de realizar una capacitación laboral o la obligación de realizar trabajo comunitario por un total de 96 horas globales; asistir a entrevista diagnóstica ante el Área de Salud Mental del Centro de Salud u Hospital más cercano al domicilio fijado, e iniciar, sostener y culminar tratamiento psicológico y/o psiquiátrico y/o interdisciplinario; obligación de asistir, por el tiempo que los profesionales a cargo consideren y establezcan, a Talleres de Reeducación para Varones que Ejercen Violencias; prohibición de consumo de alcohol y/o estupefacientes en lugares públicos o de acceso público; y prohibición de verse involucrado en cualquier comportamiento violento.

Etiquetado en: