TransporteBannerLuquez

El juez de Garantías de La Paz, Walter Carballo, elevó a juicio el expediente en el que está imputada Dolores Etchevehere por la ocupación del campo Casa Nueva, en Paraje El Quebracho -cerca de Santa Elena-, propiedad de Las Margaritas SA, hecho ocurrido en octubre de 2020.

Se supo que irá a juicio por usurpación y que fue sobreseída por el delito de desobediencia judicial aplicando perspectiva de género: el juez concluyó que la Fiscalía no trató del mismo modo a los hermanos Etchevehere (Luis Miguel, Juan y Sebastián), quienes desoyeron la orden de restricción -no acercamiento al establecimiento- que había dictado el juez subrogante de La Paz, Raúl Flores.

En la audiencia del 28 de junio, donde se discutió el pedido de elevación, la Fiscalía peticionó que Dolores sea juzgada por los delitos de usurpación y desobediencia judicial. Entonces, adelantó que en el deabte oral y público peticionará una condena de un año de prisión condicional para ella; y también para el abogado Facundo Taboada, quien sólo fue acusado de usurpación.

Tras más de un mes de análisis -con feria judicial de por medio-, se supo que el juez Carballo decidió que Dolores debe ser juzgada sólo por usurpación y la sobreseyó por el delito de desobediencia judicial, que se le endilgó por oponerse a cumplir con el desalojo de Casa Nueva dictado el 29 de octubre de 2020 por la jueza María Carolina Castagno.

Para el juez, la Fiscalía actuó sin perspectiva de género

En cuanto al segundo delito imputado a Dolores, entendió que fue injusto y sin perspectiva de género el trato que recibió por parte de la Fiscalía, puesto que sus hermanos (Luis Miguel, Juan y Sebastián) se apostaron junto a otros ruralistas afuera del establecimiento y pusieron candado a la tranquera, desoyendo la orden judicial de no acercamiento que había dictado el juez de La Paz subrogante de ese momento, Raúl Flores.

De modo que el juez Carballo señaló que sería "injusto sostener la imputación de una desobediencia judicial por una mera reticencia de la imputada de retirarse del predio de titularidad de una sociedad comercial, cuyo directorio se encuentra mayoritariamente integrado por su madre y sus hermanos, cuando a la luz de lo sucedido durante la supuesta usurpación, la situación que habrían producido sus hermanos al no mantener la distancia que se le había ordenado, lejos del predio, en el contexto de los hechos, no habría sido pasible de ninguna imputación ni detención, dejándoselos en la tranquera del predio, en donde ejercían presión sobre su hermana y a riesgo que se hubieren podido desatar conflictos de otra naturaleza que peligrara la integridad física de las personas que allí se encontaban".

En esa línea, añadió que hubo discriminación por parte de la Fiscalía por el trato que recibió Dolores con respecto a sus hermanos: "Que el hecho de no obedecer en un primer momento a la orden judicial de la vocal de Cámara que le quiso notificar la policía -en apariencia exigiéndole que firme la notificación, a lo cual se negó la imputada porque no se le explicó porque no se había cumplido la resolución de Flores y si se le daba cumpliemiento a la dictada por la Dra. Castagno- e inclusive considerando que supuestamente se habría negado inclusive a retirarse enseguida, se debe analizar con perspectiva de género, teniendo en cuenta que la Sra. Dolores Etchevehere, en su carácter de mujer frente a sus hermanos varones, que se habrían presentado en el predio Casa Nueva  convocando a ruralistas contra ella y contra quienes la acompañaban, lo habrían realizado desde una posición de fuerza y/o poder, desde un 'patrón sociocultural de superioridad', con un enfoque machista, lo cual constituye claramente un contexto de violencia de género, y al rehusarse a cumplir la orden del Juez, habrían seguido ejerciendo presión para hacerle sentir a la Sra. Dolores Etchevehere su superioridad de poder, y en ese marco,  de violencia de género ejercido y vivido durante días-, se configura también la 'discriminación' hacia ella".

Más adelante, el juez explicó que por esta razón se encontró en “estado de duda insuperable" para resolver si Dolores debe ser juzgada también por desobediencia judicial. En razón de ello, la sobreseyó de esta imputación.

"Se configuró violencia de género de los hermanos de la Sra. Dolores Etchevehere hacia ella y la falta de perspectiva de género y la desigualdad de trato procesal por parte de la Fiscalía, quien mantuvo la situación fáctica de presión que habrían pretendido ejercer sus hermanos y los ruralistas que los acompañaban, cometiendo con su incumplimiento -durante 5 días-, reiteradas desobediencias judiciales, que no fueron motivo de análisis, ni imputación ni detención, con lo cual se habría legitimado la posición de poder que habrían pretendido sus hermanos frente a la ella, por ser mujer. Por todo esto, concluyo, que debe sobreseerse -por el delito de desobediencia judicial a la Sra. Dolores Etchevehere, cuyo hecho se le ha imputado solo a ella, y en ese sentido me expediré, por los fundamentos aquí vertidos", completó el magistrado.

 

Fuente: Entre Ríos Ahora.