TransporteBannerLuquez

Este domingo 21 de noviembre se celebró el Día del Músico Paceño, fecha aprobada por el Concejo Deliberante en junio de este año, a instancias de Diana Anahí Soto, docente e impulsora de la iniciativa. La fecha refiere al natalicio de Ramón Santich -hoy cumpliría 73 años-, talentoso acordeonista que representó al chamamé durante toda su carrera. El músico falleció el 22 de agosto de 2006.

Santich nació en el Paraje “Las Ceibas”, distrito "Tacuaras", departamento La Paz, el 21 de noviembre de 1948. A los 6 años de edad se inicia en la ejecución del acordeón en forma intuitiva. El primer chamamé aprendido fue “Tajamar Costa” del maestro Tarragó Ros, marcando un estilo “tarragosero” que Ramón Santich cultivaría toda su vida.

Según una reseña elaborada por el área de Cultura del municipio de La Paz, en su adolescencia comienza a amenizar bailantas de la región acompañado de su hermanos José en guitarra. Si bien nunca abandonó su pago natal, es reconocido en la región por su aporte a la cultura, como lo demuestra su esperada presencia en el festival “Cuando el pago se hace canto” que se realiza en La Paz en el mes de enero, donde Santich se presentó en forma interrumpida en 26 ediciones, recibiendo en el año 2006 el premio “Linares Cardozo” en reconocimiento a su trayectoria.
 
En el año 2004 fue invitado por Antonio Tarragó Ros al “Festival de Cosquín” (Códoba) donde Santich tocó la legendaria acordeón “Anconetani” blanca que perteneciera al “Rey del Chamamé”.
 
Llevan la firma de Ramón Santich obras como “Pa‘ los Lapaceros”, “Vera cañi”, “Bravío cabayú“, “Fuiste la tradición”, “La Paz ciudad divina”, “Inesita mía”, “Portate bien che hermano” y “Por volver a mi Entre Ríos”, por citar algunas.
 

Etiquetado en: